Indra encabeza el proyecto europeo de I+D Literacy

Una alianza tecnológica para superar la dislexia

Este trastorno del aprendizaje afecta al 10% de la población

Un portal online de 'e-learning' ofrecerá a adultos y jóvenes servicios especializados

El consorcio lo componen instituciones de España, Israel, República Checa, Hungría y Austria

Una alianza tecnológica para superar la dislexia

No es una enfermedad y quien la padece no presenta ningún hándicap físico, psíquico ni deficiencia educativa, pero sí que ve dificultado su normal desarrollo académico. Es la dislexia, un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura de origen neurobiológico y de carácter persistente que afecta a cerca del 10% de la población.

Para facilitar a las personas con dislexia la adquisición de capacidades que ayuden a mejorar su integración en la sociedad ha nacido Literacy (onLIne porTal for E-learning and suppoRting sociAl inClusion people with dYslexia), un proyecto europeo de I+D liderado por la compañía española Indra. “Dos de los socios, Indra y BMI (República Checa), que ya habíamos colaborado en otro proyecto de I+D relacionado con la dislexia, pero enfocado a niños, vimos que no había soluciones específicas para las personas adultas y pensamos en desarrollar esta iniciativa, que se presentó en Bruselas en 2011 y se aprobó meses después”, explica Sonia Martín-Roldán, responsable del proyecto en Indra.

Se trata de un portal online avanzado de e-learning que ofrecerá tanto a jóvenes como adultos con dislexia, de forma libre y gratuita, servicios especializados con un alto contenido visual e incorporará tecnologías de asistencia personalizadas para cada usuario. “La gran novedad que ofrecerá el portal es una herramienta que, después de que la persona con dislexia realice una serie de ejercicios, le indicará sus debilidades concretas y le recomendará directamente una serie de ejercicios online que le ayuden a mejorar dichas debilidades”, señala Martín-Roldán.

Mediante vídeos y audios explicativos se pretende que la persona con dislexia pueda utilizar de forma autónoma el portal y mejorar sus capacidades gracias a las diferentes herramientas. Además, contará con una zona de intercambio de experiencias para potenciar al máximo el desarrollo de sus habilidades sociales y así reducir las barreras de integración.

"Indra es responsable de coordinar todas las actividades técnicas que realiza el consorcio y lleva las relaciones entre el mismo y la Comisión Europea", señala Sonia Martín-Roldán, de Indra

Indra es el principal socio tecnológico del proyecto y coordinador del consorcio internacional, que está formado además por las empresas B&M InterNets (República Checa) y AnimaScan (Israel), la Universidad de Viena (Austria), la Academia de Ciencias-Instituto de Psicología de Hungría, el Centro para la Tecnología Educativa (Israel) y el Centro de Asesoramiento Psicológico-Pedagógico de Brno (República Checa). “Indra es responsable de coordinar todas las actividades técnicas que realiza el consorcio y lleva las relaciones entre el mismo y la Comisión Europea. Además, como socio tecnológico, desarrolla varios componentes del portal de e-learning”, apunta la representante española en el proyecto.

Así, Indra desarrollará una novedosa interfaz de usuario, dotada con tecnologías de ayuda, como traductores de texto a voz, y las diferentes herramientas de evaluación y de e-learning. Está previsto que el portal esté disponible inicialmente en cuatro idiomas: inglés, húngaro, checo y hebreo. A medio plazo se espera realizar despliegues también en español y alemán, y a largo plazo, incluir todos los idiomas europeos.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto total de 3.322.910 euros, de los cuales la Comisión Europea financia 2.570.000 euros, se lanzó en marzo de 2012 y se espera que esté finalizado en 2015. “Es un proyecto a tres años con socios de cinco países y distintos perfiles (científicos y tecnológicos). Lo más difícil inicialmente ha sido entender y coordinar esa diversidad para poder definir de manera concreta y real el objetivo del proyecto, más allá del inicial enfoque teórico”, reconoce Martín-Roldán.

NUEVE CÁTEDRAS DE INVESTIGACIÓN

Literacy se inscribe en el compromiso de Indra con el desarrollo de soluciones que minimicen la brecha digital y faciliten la integración social y laboral, dentro de su política de responsabilidad social corporativa. Ha desarrollado más de 40 proyectos de I+D+i en este ámbito y ha creado nueve cátedras de investigación en tecnologías accesibles en colaboración con la Fundación Adeccoy diferentes universidades. Colabora además con instituciones comola Fundación Rafael del Pino ola Fundación del Hospital de Parapléjicos de Toledo.


Normas