La adjudicataria es la filial saudí Dragados Gulf

ACS gana dos contratos en Arabia Saudí por 500 millones

El grupo español tendrá que construir una planta industrial y sustituir diez reactores

Intecsa, matriz de Dragados Gulf, cuenta ya con siete proyectos en Oriente Medio

Dragados Gulf, filial de ACS a través de la ingeniería Intecsa Industrial, se ha adjudicado dos contratos de proyectos industriales llave en mano en Arabia Saudí por un total de 650 millones de dólares (unos 500 millones de euros).

El primero de los encargos es la construcción de una planta de PoliOxiMetileno con una capacidad de 50.000 toneladas al año en la ciudad de Jubail. El volumen del contrato asciende a 400 millones de dólares (unos 310 millones de euros). El plazo de ejecución alcanza los 30 meses y el promotor de la instalación es la National Methanol Company (Ibn Sina), una joint venture entre SABIC (Saudi Basic Industries Corporation), una de las mayores compañías químicas del mundo, Celanese Corporation y Duke Energy.

El segundo de los contratos ha sido adjudicado en 250 millones de dólares (192 millones de euros) e incluye los trabajos de Ingeniería, suministro y construcción necesarios para la sustitución de diez reactores de óxido de etileno para SABIC (Saudi Basic Industries Corporation). Desde ACS se ha destacado que el peso de cada uno de estos reactores está entre las 900 y las 1.200 toneladas. Este segundo contrato debería concluir a finales de 2015 y tendrá dos localizaciones distintas: la ciudad de Jubail, en la costa este de Arabia, y Yambú, en la costa oeste.

Dragados Gulf está trabajando ya sobre ambas obras, que se suman a otras cinco adjudicadas por Intecsa Industrial en Oriente Medio relacionadas con los sectores de los fertilizantes, gas, minería, refino y el de la química.

En otros campos de actividad, ACS está inmersa en el proyecto de la línea de Alta Velocidad La-Meca-Medina y en la remodelación del aeropuerto King Abdulaziz.

 

 

Normas