Rivalizará con Santander, que en junio invirtió cinco millones en iZettle

BBVA entra en SumUp para llevar los TPVs a cualquier móvil

La entidad financiera busca extender los pagos con tarjeta a autónomos y pequeños comercios

La tecnología de SumUp convierte los smartphones y las tabletas en terminales de punto de venta donde pagar con tarjetas de crédito.
La tecnología de SumUp convierte los smartphones y las tabletas en terminales de punto de venta donde pagar con tarjetas de crédito.

La entidad financiera española BBVA ha entrado en el capital de SumUp, uno de los líderes europeos en el pago con tarjeta de crédito a través del teléfono móvil. El banco, presidido por Francisco González, parece haber visto clara la importancia de los pagos usando smartphones y tabletas y ha decidido invertir en esta start-up alemana.

Fuentes del BBVA explican a CincoDías que esta inversión, de la que no quisieron desvelar la cuantía, permitirá a la entidad tomar posiciones en la tecnología que convierte el móvil en un terminal punto de venta y extender así los pagos con tarjeta a autónomos y pequeños comercios.

BBVA se suma con esta operación a American Express y Groupon, que también han decidido invertir en SumUp, una empresa fundada en 2011 y que ya opera en 11 países europeos, entre ellos España. Según aclara el banco español, la tecnología de SumUp —la primera inversión que realiza BBVA Ventures en Europa— cumple con todos los requisitos legales europeos, como la aceptación de pagos con tarjetas chip, y es compatible con los principales medios de pago (MasterCard, Visa y American Express).

SumUP ha desarrollado un dispositivo que se conecta a los smartphones y tabletas (todos los modelos de iPhone y iPad y terminales Android)_y permite a los pequeños negocios aceptar pagos mediante tarjeta de crédito. Según explicaba recientemente a este periódico uno de los cinco fundadores de SumUp, Stefan Jeschonnek, a diferencia de los TPV convencionales, la tarifa que ofrece esta empresa “es totalmente transparente”, pues solo se cobra un 2,75% por transacción hecha sin ningún otro coste. Jeschonnek aclaró igualmente que con la oferta de SumUp no existen penalizaciones por no llegar a un número mínimo de operaciones al mes y tampoco cobran un alquiler mensual por TPV, pues su lector de tarjetas y su app son gratuitos. “Nuestra solución es más económica para aquellos comercios que necesitan flexibilidad y movilidad”, defendió el directivo.

Jay Reinemann, director de BBVA Ventures, defiende que SumUp “cambia la manera en que concebimos los puntos de venta a escala global”, y destaca que la joven empresa “ha probado su capacidad para transformar la industria de medios de pago y capacitar a los pequeños comercios para gestionar sus negocios con más éxito, unos objetivos que compartimos plenamente”.

Daniel Klein, consejero delegado de SumUp y otro de sus fundadores, destaca que la inversión del BBVA supone para su empresa contar con el respaldo de un jugador internacional relevante en la industria financiera, “lo que supone una gran ventaja para internacionalizar la experiencia en puntos de venta de SumUp”. El directivo añadió que esperan dar grandes pasos junto a BBVA en Europa y Latinoamérica.

Según la entidad financiera española, la solución de SumUp también se ajusta a grandes empresas. Por ejemplo, dice, una gran cadena de servicios podría agilizar las colas en sus tiendas mediante dependientes que cobren desde su móvil en cualquier punto del establecimiento.

Movimiento del Santander

Con este movimiento, BBVA (que tiene previsto invertir 77,5 millones de euros en start-ups de todo el mundo) planta cara al Santarder. La entidad que preside Emilio Botín invirtió el pasado junio cinco millones en la sueca iZettle, que ya ha comenzado su expansión a México de la mano del banco español.

Ambos rivalizan además con Square, fundada en 2010 por el cofundador de Twitter Jack Dorsey. Esta empresa creó y popularizó esta fórmula de pago en EE UU, donde según la prensa estadounidense a finales de 2012 ya procesaba cerca de 8.000 millones de euros al año.

Normas