El lider laico fue responsable de la Agencia de la Energía y premio Nobel de la Paz

El nombramiento de El Baradei como primer ministro egipcio, en el aire

El Baradei regresó a Egipto en 2011, durante la 'primavera árabe'

Mohamed el Baradei
Mohamed el Baradei

El nuevo presidente interino de Egipto, Adli Mansur, convocó este sábado al Palacio Presidencial en El Cairo al premio Nobel de la Paz y ex responsable de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, Mohamed el Baradei, tras lo cuál fuentes oficiales citadas por varias agencias de información hicieron público que sería el nuevo primer ministro del país.

Horas después, sin embargo, fuentes de Presidencia han anunciado que el nombramiento aún no es firme y que se barajan otras alternativas, deshinchando las expectativas creadas en torno al líder secular.

Antes de eso, el presidente interino, que sustituyó a Mohamed Mursi, depuesto esta semana por el Ejército, se entrevistó con el jefe de las Fuerzas Armadas, Abdel Fatah al Sisi, y con el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim.

Mansur analizó con los responsables de seguridad y de Defensa la situación en el país, después de que al menos treinta personas murieran y más de mil resultaran heridas ayer en enfrentamientos entre opositores y detractores del depuesto presidente Mohamed Mursi.

La agencia agregó que el presidente recibió también a sus nuevos asesores de asuntos políticos y de seguridad, el académico Mustafa Higazi y al anterior jefe de los servicios secretos Mohamed Rafaat Shahata, respectivamente, o al islamista moderado Abdel Moneim Abul Futuh y el secretario general del partido salafista Al Nur, Galal Morra.

El mandatario se entrevistó, además, con tres miembros de la campaña “Tamarrud” (Rebelión), movimiento que instigó las multitudinarias protestas del pasado 30 de junio contra Mursi.

Mansur fue designado presidente interino el pasado miércoles por las Fuerzas Armadas, que anunciaron el cese de Mursi, lo que ha sido condenado por los Hermanos Musulmanes y otros grupos afines, que han salido a las calles para pedir su restitución.

Las autoridades han arrestado a algunos líderes de la cofradía, acusados de incitar a la violencia y criticar al poder judicial, aunque ayer pusieron en libertad al presidente del partido Libertad y Justicia, brazo político de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Saad al Katatni.

El fiscal general, Mahmud Abdelmeguid, ordenó hoy la detención preventiva durante quince días de los dirigentes de los Hermanos Helmi al Gazar, Mohamed al Omda (exdiputado) y Abdel Menem Abdel Maqsud (abogado del grupo).

Los tres están acusados de instigar al uso de armas, acciones de vandalismo, resistencia a las autoridades y asesinato de manifestantes en los alrededores de la Universidad de El Cairo.

La Fiscalía interrogó a los tres imputados en la cárcel de Tora, en el sur de la capital egipcia, donde también están presos altos cargos del antiguo régimen del derrocado presidente Hosni Mubarak.

Negativa de la Presidencia

El asesor de medios de la Presidencia egipcia Ahmed el Moslimani negó hoy que el político liberal y premio nobel de la paz Mohamed el Baradei haya sido nombrado primer ministro, tal y como había informado previamente la agencia estatal de noticias Mena.

 El Moslimani señaló en una rueda de prensa que el nuevo presidente interino, Adli Mansur, todavía está llevando las consultas pertinentes para elegir al primer ministro y que El Baradei es uno de los candidatos para ocupar el puesto.

El consejero afirmó que se “necesita tiempo” para tomar una decisión de ese tipo en las circunstancias actuales que atraviesa el país, después de que el pasado miércoles el Ejército depusiera al presidente Mohamed Mursi, elegido democráticamente hace un año, con el apoyo de otras fuerzas políticas.

“Tenemos que estar seguros de nuestra elección, no correr y tomarnos nuestro tiempo para hacerlo bien”, subrayó El Moslimani.

Previamente, la agencia Mena señaló que Mansur había encargado a El Baradei formar gobierno, tras haber llevado hoy una serie de consultas con representantes de distintas tendencias, con sus asesores y con el ministro de Defensa, Abdel Fatah el Sisi, y el titular de Interior, Mohamed Ibrahim.

El recién nombrado asesor de la Presidencia apuntó que no se va a excluir a nadie del proceso político y que todas las partes tendrán la posibilidad de concurrir a las próximas elecciones presidenciales, aún sin fecha.

El partido Al Nur, la principal formación salafista de Egipto y la única que apoyó el golpe militar, criticó la elección de El Baradei, ya que “no se les había consultado”.

Los Hermanos Musulmanes de Egipto sostuvieron en un comunicado que el nombramiento de El Baradei podría “encender la discordia en el país”, al tiempo que rechazaron el actual proceso político y volvieron a reclamar la restitución de Mursi

Normas