Defiende la independencia del grupo gallego

Castellano afirma que NCG está lista para ser vendida a entidades extranjeras

El presidente de Novagalicia Banco, José María Castellano, hoy en su comparecencia ante la comisión del Parlamento de Galicia.
El presidente de Novagalicia Banco, José María Castellano, hoy en su comparecencia ante la comisión del Parlamento de Galicia. EFE
Santiago de Compostela

Castellano, que ha comparecido en la comisión del Parlamento gallego que investiga la gestión y evolución económico-financiera de las antiguas cajas de ahorro, ha dicho estar seguro de que tanto el Banco de España, como el FROB y el Ministerio de Economía actuarán con “absoluta neutralidad” porque el proceso será competitivo.

El responsable de NCG Banco ha defendido que la entidad sea independiente y tenga su sede en la comunidad porque “se puede hacer banca y buena banca desde Galicia”, próxima y social.

De las alternativas que ha expuesto, integrar a NCG en un gran grupo bancario español o iniciar un proyecto independiente con capital extranjero, ha defendido esto último porque, en el primer caso, podría haber un solapamiento de clientes y una reducción de operaciones, lo que conllevaría a una reducción de crédito.

También se sustituirían los equipos de riesgo por los de la entidad absorbente sin tanto conocimiento local, lo que derivaría en una política de riesgos más conservadora; la recentralización de entidades implicaría que sus sedes estén en Madrid y Barcelona, y que desaparezca como entidad jurídica independiente acarrearía una “reducción drástica” de servicios centrales estimados en el 80% del personal actual, unos 700 profesionales.

En cambio, ha continuado, la opción de entrar en un proceso privatizador con capital extranjero permitiría previsiblemente “mantener un banco independiente con sede en Galicia” porque “se puede hacer banca y buena banca desde Galicia”, próxima y social.

Castellano también ha considerado este viernes “absurdo“pensar que la entidad no quiere devolver el dinero de las participaciones preferentes, puesto que lo que ocurre es que “no puede”.

Ha reconocido que “están mal comercializadas” y “que se ha engañado a gente”; ha puntualizado que el banco tiene 11.000 millones de liquidez, y ha insistido: “No es que no queramos devolver” el dinero a los clientes estafados, es que “no podemos”, al igual que tampoco es posible continuar con la vía del arbitraje para dar solución a este problema porque así lo recoge el memorándum de rescate, ha apuntado.

Castellano ha abordado el tema de las preferentes en su segundo turno de intervención, después de haber delegado estas explicaciones en el consejero delegado, César González Bueno, de quien ha dicho que no es el “mejor profesional posible” sino “el mejor sin más”.

De hecho, los grupos parlamentarios han pedido en su primera ronda de preguntas al presidente de NCG que hablara sobre las preferentes por tratarse de un asunto de gran repercusión en la comunidad y cuyos portavoces de diversas plataformas de afectados ya han comparecido en la Cámara autonómica para denunciar su situación.

Así, el PPdeG, que ha considerado un “reto impresionante” el que ha afrontado Castellano, le ha dicho que agradecerían “que diese explicaciones” sobre las preferentes; también AGE ha abogado por abordar la fusión, el proceso de “expolio” de las cajas gallegas y esta mala praxis, y el PSdeG ha incidido en la necesidad de “restaurar la confianza”.

Castellano ha accedido y ha comentado que hay empleados que lo han pasado realmente mal con el problema de las preferentes, “pero no podemos devolver el dinero”, ha recalcado, y también ha asegurado que “no es que hayamos parado el arbitraje, es que tenemos que pararlo porque Europa nos ha dado un límite de devolución” y se ha superado.

 

Normas