14 edificios madrileños inician el proyecto

La accesibilidad de los edificios a golpe de móvil

Una aplicación móvil muestra la accesibilidad de espacios y servicios de edificios emblemáticos de servicio público

Ponentes de la 4ª Jornada técnica de Realidad Aumentada de Centac
Ponentes de la 4ª Jornada técnica de Realidad Aumentada de Centac

Antes de entrar a un edificio ya es posible saber qué rampas, ascensores, salvaescaleras, baños adaptados para personas con discapacidad, accesos adaptados o salidas de emergencia tiene. Basta con apuntar el móvil hacia la fachada del edificio para que el dispositivo desvele esta información gracias a una aplicación de realidad aumentada desarrollada por la Fundación Centro Nacional de Tecnologías de la Accesibilidad (Centac).

La aplicación se llama Accentac y describe y sitúa en los planos de 14 espacios públicos de Madrid los servicios necesarios para facilitar la accesibilidad y movilidad en los mismos. “El objetivo”, explicó Juan Luis Quincoces, director general de Centac, “es que sirva de puente entre la accesibilidad física y la accesibilidad digital”.

En esta primera fase se incluyen lugares emblemáticos madrileños como el Palacio de Cibeles, el Museo del Prado, la Biblioteca Nacional, Caixa Fórum o Matadero Madrid. Pero la idea es extenderlo hasta 50 espacios públicos de toda España de aquí a final de año, entre ellos la Alhambra de Granada o el Oceanográfico de Valencia.

Los usuarios de la herramienta pueden navegar por el interior de los edificios a través de planos en dos y tres dimensiones. También pueden acceder a la información a través del GPS o reconociendo imágenes de las fachadas de los edificios para obtener datos sobre la historia de cada lugar y lo que contiene. Además, todos los textos han sido traducidos a la lengua de signos española.

“Se trata de una aplicación pensada para todo el mundo, no sólo para personas con discapacidad”, precisó Quincoces tras presentar la aplicación en la 4ª Jornada Técnica de Realidad Aumentada organizada por su Fundación. “De hecho, la aplicación está pensada para que cualquier persona interesada en visitar alguno de esos espacios públicos sepa lo que se va a encontrar”, añadió el director general, que destaca que en su desarrollo “se ha tenido muy en cuenta que sea fácil de usar y atractiva”.

La aplicación es de descarga gratuita y funciona en sistemas operativos iOS y Android. “Cualquier escenario de desarrollo para otras plataformas es susceptible de darse en el futuro, pero ahora mismo tenemos cubierto al menos el 80% de los usuarios”, afirmó Quincoces.

Otras aplicaciones

Durante la jornada, se han expuesto distintas aplicaciones de realidad aumentada creadas por entidades públicas y privadas para fomentar el desarrollo de entornos accesibles.

El subdirector de Tecnologías y Sistemas de Información de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid  (EMT), Enrique Diego Bernardo, subrayó la eficacia de las aplicaciones de realidad aumentada para “hacer un transporte público más accesible” y mostró el funcionamiento de la herramienta que permite conocer donde están las paradas de autobús y de la situación de los vehículos en tiempo real.

Por su parte, el preparador laboral y miembro del equipo técnico de la aplicación e-labora de la Fundación Aprocor, Joan Franco Rivera, centró su intervención en la utilización de soluciones de realidad aumentada para la incorporación laboral de personas con discapacidad intelectual. Rivera hizo hincapié en la necesidad de “individualizar”, ya que si la persona participa desde el primer momento en un proyecto propio, “la capacidad de aprendizaje y retención es mucho mayor”.

La responsable del Departamento de Gestión de la Innovación de Ariadna Servicios Informáticos y coordinadora del Living Lab de la Fundación Prodis, Lorena Bourg, ha presentado la aplicación Madrid4Inclusion, un sistema de guiado con realidad aumentada para localizaciones interiores que, según explicó, “favorece la inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual”.

Normas