La telefonía fija y la banda ancha móvil también registran caídas

La guerra de tarifas hunde más de un 30% el precio del móvil en España

Sólo en 2012 la bajada fue del 13,8%

Imagen de teléfonos móviles.
Imagen de teléfonos móviles.

La telefonía móvil en España sigue inmersa en una fuerte sacudida como consecuencia de la guerra de tarifas que se vive entre las empresas. Un enfrentamiento agravado por la crisis económica que está llevando a muchos clientes a buscar las ofertas más económicas. Este escenario de dura competencia se ha traducido en una caída de los precios en la telefonía móvil superior al 30% entre 2007, año anterior al agravamiento de la crisis económica, y 2012, último ejercicio cerrado.

Así, por ejemplo, según figura en el informe anual de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), publicado este miércoles, el ingreso medio de telefonía móvil por minuto en las llamadas nacionales pasó de 16,20 céntimos de euros en 2007 a 11,17 céntimos en 2012. Es decir, en estos cinco años la bajada registrada es del 31%. Durante el pasado ejercicio, según destacó la propia autoridad reguladora, el precio medio la llamada con destino nacional disminuyó un 13,8%.

A su vez, el ingreso medio de telefonía móvil por minuto aire descendió un 32,4% entre 2007 y 2012, pasando de 18,06 a 12,2 céntimos. En el último ejercicio, el descenso medio fue del 11,8%, si bien en el prepago el desplome llega a superar el 20%, tal y como indica el regulador, al pasar de 15,45 céntimos en 2011 a 12,35 céntimos en 2012.

Asimismo, los ingresos de tráfico de telefonía móvil por línea pasaron de 252,86 euros al año en 2007 a 169,41 euros en 2012. Es decir, han registrado en este tiempo una bajada superior al 33%. En este caso, el descenso en el pospago se repite ejercicio por ejercicio en ese periodo, mientras que en el prepago, hay dos rebotes, en 2010 y 2012. En este último año, de hecho, los ingresos por línea móvil en tarjeta subieron un 1,22% interanual hasta 73,52 euros.

También en la banda ancha móvil, pese a su crecimiento en número total de conexiones durante el pasado año, se han registrado caídas en los precios como consecuencia del endurecimiento de la competencia. El informe anual de la CMT señala que los ingresos por línea al año bajaron un 9,43% en 2012, al caer de 120 a 108,69 euros. Y todo en un ejercicio marcado por la imparable implantación de tablets y smartphones con el consiguiente crecimiento del internet móvil

En el ámbito de la telefonía fija, la situación es similar a causa de la presión competitiva. Así, el ingreso medio en llamadas a teléfonos fijos cayó un 16,9% entre 2007 y 2012, pasando de 2,54 a 2,11 céntimos por minuto.

En las llamadas de fijo a móvil, el ingreso medio disminuyó un 31%, al caer desde 19,39 a 13,32 céntimos por minuto entre 2007 y 2012. Sólo en el pasado ejercicio, el retroceso fue del 11,1%, tal y como indicó la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

El informe de la autoridad reguladora también pone de manifiesto el derrumbe sufrido por los mensajes SMS, presionados por servicios de mensajería online como la popular WhatsApp. Así, durante 2012 se enviaron por las redes de los operadores un total de 6.063 millones de mensajes, un 26% menos que en el ejercicio anterior, cuando se enviaron algo más de 8.261 millones de mensajes. En 2010, según la CMT, se enviaron 8.920 millones de mensajes.

El precio de los SMS ha caído más de un 20% entre 2007 y 2012, si bien, las ofertas integradas lanzadas por muchos operadoras incluyen el envío ilimitado de estos mensajes sin coste alguno.

 

Los virtuales facturaron 653 millones en 2012

El crecimiento de los operadores móviles virtuales (OMV) en términos de cuota de mercado durante 2012, también ha tenido su reflejo en términos de ingresos.

Así, según el informe anual de la CMT, el volumen de negocio por los servicios móviles de estas compañías durante el pasado ejercicio superó los 653 millones de euros, un 35% más que en 2011, cuando los ingresos de estos operadores rondaron los 482 millones de euros.

El agravamiento de la crisis económica y el endurecimiento de la competencia han contribuido a impulsar el avance de los OMV. Y es que en 2007, sus ingresos apenas superaron los 74 millones de euros.

A finales de abril, los OMV tenían una cuota de mercado de 10,57%, frente al 10,12% registrado en el mes de marzo. A la conclusión de 2012, la cuota de estos operadores era del 8,92%, lo que implica que en sólo cuatro meses han incrementado su cuota en 1,65 puntos. En este caso, el tirón ha venido de la mano de grupos como Jazztel y Ono, cuya presencia en el negocio móvil no ha dejado de crecer gracias a las ofertas convergentes.

Normas