Suma 390 millones en plusvalías en el año

Bankia apuntala su plan de desinversión con Inversis, su cuarta gran venta

La entidad ingresa unos 1.500 millones por todas las operaciones cerradas en el año

El presidente de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri. EFE

Bankia ha decido aprovechar desde el principio los cuatro años que se le han dado para deshacer sus inversiones no estratégicas. La nacionalizada está intercalando pequeñas operaciones con algunas de calado en un delicado equilibrio entre el mal momento de mercado actual y la presión vendedora que tendrá según avance el plazo dado por Bruselas a cambio del rescate.

El último movimiento de la entidad ha sido sellar la venta del 38,48% que tenía en Inversis por 82 millones de euros. La operación, que fue cerrada el pasado sábado con Banco Madrid reportará 45 millones de plusvalías a Bankia, según publicó ayer la propia entidad.

Se trata de la cuarta gran transacción de este tipo que ha logrado Bankia desde el pasado noviembre, cuando Bruselas le dio el visto bueno al plan de reestructuración por el que la entidad confía en obtener 800 millones de euros de beneficios ya este año y privatizarse en los próximos ejercicios.

Cotizadas, las grandes ventas pendientes hasta 2017

Pese a los avances logrados en la venta de su cartera de participaciones industriales, Bankia tiene aún una enorme cantidad de inversiones consideradas como “no estratégicas” por Bruselas, de las que tendrá que deshacerse en los próximos años. Destacan entre ellas las compañías cotizadas que, por regla general, pueden tener mejores opciones de venta una vez que se recuperen de los vaivenes que viene sufriendo el parqué español en los últimos ejercicios. Así, Bankia aun conserva un 14,99% de Mapfre, un 5,14% de Iberdrola, un 20,13% de Indra, un 12,6% de NH Hoteles, un 18,2% de Deóleo, un 19,07% de Metrovacesa o un 27,65% de Realia, si bien está por ver si las inmobiliarias participadas por la entidad terminan o no pasando a Sareb junto a su carga de ladrillo. En este sentido, además, la entidad ya ha anunciado que busca deshacerse de la plataforma inmobiliaria que creó para gestionar sus activos, Bankia Hábitat, y de la firma Bankia Bolsa.

La primera de las operaciones se anunció el 22 de marzo, cuando Bankia comunicó que vendía Finanmadrid, su filial dedicada al crédito al consumo, al Grupo Apollo. El importe de la adquisición fue de 1,6 millones y generó un impacto positivo en capital de 10 millones de euros. La transacción, que se cerrará oficialmente a lo largo de este mes, también permitirá la salida no traumática de 124 personas de la plantilla de la entidad.

Un mes después, el 24 de mayo, Bankia vendía el 100% del City National Bank de Florida, la entidad por cuya compra está siendo investigado el ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa, al Banco de Crédito e Inversiones de Chile. La operación se cerró en 882,8 millones de dólares y generó para Bankia unas plusvalías netas estimadas de 180 millones, si bien la operación se completará definitivamente en el último trimestre del presente ejercicio o el primero del próximo, con la salida no traumática de otras 435 personas.

Finalmente, apenas unos días antes de la operación con Inversis, Bankia ponía a la venta el 12,09% que poseía de International Airlines Group (IAG), la matriz de Iberia, a un centenar de inversores. La operación se llevó a cabo mediante un proceso de colocación acelerada por el que la entidad obtuvo 675 millones de ingresos y unas plusvalías netas de unos 167 millones.

En total, Bankia ha anunciado o ejecutado ya operaciones que han generado unos ingresos próximos a los 1.500 millones de euros y unas plusvalías de más de 390 millones, según estimaciones de la propia entidad, que, por otra parte, venía recalculando a la baja el valor en libros de su cartera.

Normas