La Comisión Europea suspende la propuesta de los precios que se aplican a Telefónica

Bruselas choca con la CMT por los precios mayoristas de la banda ancha

Cuestiona que se estén cumpliendo las normativas comunitarias de telecos

Sede de la CMT en Barcelona.
Sede de la CMT en Barcelona.

Nuevo choque entre Bruselas y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. La Comisión Europea ha suspendido la propuesta del regulador español de las telecomunicaciones (CMT) de fijación de los precios regulados que el operador dominante, Telefónica, puede aplicar a los operadores que deseen comercializar servicios de banda ancha basados en la red del ex monopolio.

En un comunicado, la Comisión Europea asegura que le preocupa que la manera de proceder de la CMT pueda no ser compatible con la normativa sobre telecomunicaciones de la UE, ir en perjuicio de la competencia y no actuar de incentivo para la inversión en banda ancha. “También inquieta a la Comisión que la regulación de los precios no se realice de forma transparente y que la propuesta pueda crear barreras artificiales en el mercado”, afirma.

Bruselas explica que la CMT propone fijar las tarifas reguladas combinando un modelo de costes con los datos contables de Telefónica y una referencia de precios en varios Estados miembros. La consiguiente propuesta de regulación sitúa los precios hasta un 50% por encima de la eficiencia con respecto a los costes. Por otra parte, el producto de acceso de banda ancha al por mayor es la única oferta regulada en la red de fibra de Telefónica y la CMT no tiene previsto imponer otras salvaguardias de la competencia, tales como normas más estrictas en lo concerniente a la no discriminación.

En esta línea, la Comisión Europea afirma que la propuesta de regulación española va a disuadir a los operadores de otros países de comprar acceso de banda ancha al por mayor en España y, por tanto, constituye un obstáculo al desarrollo de servicios paneuropeos.

Asimismo, la Comisión Europea indica que ha enviado un escrito de expresión de serias dudas a la CMT y el regulador dispone ahora de tres meses para trabajar con la Comisión y el Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas (ORECE) en la búsqueda de una solución. Entretanto, la aplicación de la propuesta ha sido suspendida.

En este sentido, Bruselas ha señalado que el 27 de mayo recibió unproyecto de propuesta de la CMT sobre medidas correctoras para el mercado de acceso mayorista a la infraestructura de red en una ubicación fija y para el mercado de acceso de banda ancha al por mayor en España. La Comisión ha indicado que su decisión de iniciar una investigación detallada supone la puesta en marcha de la segunda fase del procedimiento, de conformidad con la Directiva de la Unión Europea sobre telecomunicaciones. Bruselas afirma que las nuevas normas le permiten adoptar nuevas medidas de armonización en forma de recomendaciones o de decisiones (vinculantes) si las divergencias en los planteamientos de los reguladores nacionales, en particular en cuanto a lasmedidas correctoras, persisten en la UE a largo plazo.



Normas