El fondo Anchorage podría convertirse en el primer accionista del grupo

La Seda presenta hoy en Junta dos propuestas para evitar el concurso

Anchorage podría alcanzar el 26% del capital y superar al grupo portugués BA, con el 20%

El fondo de EE UU logra el apoyo del 75% de la deuda a su propuesta de convenio

El consejo de administración de La Seda, que el pasado día 17 solicitó su entrada en concurso, propondrá hoy en Junta de accionistas dos propuestas de convenio de acreedores, una obra de su principal acreedor, el fondo estadounidense Anchorage, otra de su primer accionista, la sociedad portuguesa BA. De la aceptación o no de una de estas dos propuestas de convenio depende el futuro de uno de los mayores grupos industriales españoles y un posible cambio de control accionarial.

La Seda solicitó su entrada en concurso después de no alcanzar un acuerdo para reestructurar una deuda de 235 millones de euros. La falta de acuerdo evidenció el enfrentamiento entre el principal accionista de la empresa, la sociedad portuguesa BA, con el 20%, presidida por Carlos Moreira, presidente también de La Seda hasta el pasado mes de abril, y otros accionistas. Moreira dimitió de su cargo después de que el consejo de administración no apoyara su propuesta de convenio.

El fondo Anchorage ha ido en el último año y medio adquiriendo deuda de La Seda hasta alcanzar el 37% de ese crédito de 235 millones. La firma estadounidense propuso un convenio con los acreedores que hasta ahora había contado con el apoyo de la mayoría del consejo de administración, pero no del 75% de los acreedores, umbral necesario por ley para que el convenio fuera aprobado. 

Sin embargo ayer Anchorage logró el apoyo, “por sorpresa”, aseguran fuentes cercanas a la compañía, del banco portugués BCP, que tiene el 10,1% de la deuda de La Seda. Con este apoyo Anchorage logra alcanzar el umbral del 75% de la deuda necesaria para sacar adelante su propuesta de convenio. La compañía informó ayer a la CNMV de que esta propuesta ha logrado el apoyo del 75,4% de la cuantía de la deuda sindicada lo “que supone que se han alcanzado a priori los umbrales requeridos legalmente para la implementación de la citada propuesta de refinanciación de la deuda sindicada de la Sociedad”.

Hasta ahora se había puesto en duda la posibilidad de que el fondo estadounidense lograra el apoyo de la entidad portuguesa por el hecho de que los dos principales accionistas de La Seda son de nacionalidad lusa (además de BA, el banco Caixa Geral de Depositos tiene el 14,7% de La Seda).

Si la junta de accionistas de La Seda aprueba finalmente la propuesta de Anchorage, como es previsible, el fondo estadounidense se convertirá en el primer accionista del grupo. 
La firma de inversión contempla en su propuesta de convenio capitalizar deuda por acciones de forma que alcanzaría el 26% del capital de La Seda. De acuerdo a las fuentes consultadas Anchorage se ha comprometido a mantener las fábricas en Cataluña de La Seda y los 2.000 empleos.

La sociedad portuguesa BA propone dos aumentos de capital, uno por un importe máximo de 100 millones de euros mediante la emisión de nuevas acciones ordinarias y un segundo aumento de capital por un importe aproximado de 17 millones mediante la emisión de acciones sin voto suscrito por los bancos. Y una reorganización que implicaría la separación operativa y financiera de los negocios de embalaje de plástico (packaging), y de PET y reciclado.

La firma de EEUU ya está presente en Codere

Anchorage Capital es una sociedad de inversión con sede en Nueva York, fundada en 2003 y que ya está presente en otra compañía cotizada española, Codere. El fondo informó a la CNMV este mes de haber adquirido el 5,4% del capital del grupo de juego español controlado por la familia Sampedro, que también se encuentra en un momento financiero delicado pendiente de acuerdos de refinanciación.

La sociedad estadounidense, de la que se suele hablar como “fondo buitre”, no aporta mucha información sobre su identidad en su página de internet, más allá de que opera en EE UU y en Europa invirtiendo en procesos de reestructuración. 

En el caso de su entrada en Codere el fondo indicó que la titularidad directa del 5,4% adquirido corresponde a una sociedad domiciliada en Luxemburgo, a su vez perteneciente a la sociedad estadounidense Anchorage Capital. A su vez esta sociedad está controlada por Anchorage Advisors Management. “Anchorage Capital y Anchorage Advisors Management cuentan con varios socios, sin que ninguno de ellos ostente de forma individual o actuando en concierto con otros el control de ninguna de estas entidades”, informó la sociedad con motivo de su entrada en Codere, el pasado día 5 de junio.

En su propuesta de convenio Anchorage contempla incrementar el capital social en 110 millones con derecho de suscripción preferente, garantizados por una conversión de deuda en capital por la que los bancos recibirían el 70% de las acciones; aportación de 30 millones de euros por vía de un crédito Super Senior que se amortiza de golpe al final. También se compromete a mantener la sede en Barcelona y a La Seda en Bolsa.

Normas
Entra en El País para participar