El déficit público total se sitúa en el 1,19% en el trimestre

Los ayuntamientos lograron 2.338 millones de superávit hasta marzo

Los datos confirman a las entidades locales como la Administración más saneada

Currás reconoce un descenso del IVA por el menor gasto público y la atonía del sector inmobiliario

Marta Fernandez Curras, secretaria de Estado de Presupuestos
Marta Fernandez Curras, secretaria de Estado de Presupuestos

Las entidades locales cerraron el primer trimestre con un superávit de 2.338 millones, un 0,22% del PIB. Así lo ha anunciado la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, durante su intervención en el Congreso. Es el primer dato sobre la evolución de las cuentas municipales en 2013 que ofrece el Gobierno y confirma que los ayuntamientos son la Administración más saneada.

De hecho, el Ejecutivo informó ya en mayo que el conjunto de las Administraciones, sin contabilizar los ayuntamientos, registraron un desfase de 14.896 millones. Con la aportación de los municipios, el déficit público total hasta marzo se reduce a 12.558 millones, el 1,19% del PIB. Una cifra inferior al 1,41% registrado en el mismo período del año anterior.

El déficit del primer trimestre del 1,19% es el resultado de un desfase de la Administración central y de las comunidades del 1,52% y del 0,12, respectivamente. Mientras que los ayuntamientos y la Seguridad Social registraron un superávit del 0,23% y del 0,22%, respectivamente.

En cualquier caso, hasta abril, los números rojos avanzaron hasta los 22.778 millones, una cifra que todavía no incluye las cuentas municipales, cuyos datos siempre llegan con mayor retraso. Previsiblemente, la aportación municipal volverá a reducir el desfase total.

Hacienda asegura que España se encuentra en disposición de cumplir el objetivo de déficit y Currás aseguró que los datos de recaudación del Estado hasta mayo serán buenos.

 Aumento de especiales

Si bien la reducción del gasto público y la atonía en el sector inmobiliario está penalizando los ingresos por IVA, Hacienda está detectando que el consumo de las familias se está estabilizando y augura una mejora de las bases imponibles del IRPF.

Currás también señaló que el Gobierno no ha abandonado su idea de subir los impuestos especiales al tabaco y a las bebidas alcohólicas destiladas como el whisky. Todo apunta que ambas medidas se adoptarán en julio y podrían ir acompañadas de una nueva reducción de beneficios fiscales en el impuesto sobre sociedades.

 

Una décima adicional para las comunidades

El Gobierno ha convocado a los consejeros de Hacienda autonómicos en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera que se celebrará mañana. En el orden del día, destaca el debate acerca de la reforma de la Administración que lidera el Ejecutivo de Mariano Rajoy y que contempla la reducción de duplicidades y la eliminación de organismos como los defensores del pueblo o los tribunales de cuentas autonómicas. Por otra parte, también se aprobará el nuevo escenario de consolidación fiscal. En principio, el objetivo de déficit autonómico pasará del 1,2% que contempla el Programa de Estabilidad al 1,3%, una décima adicional que se debe al mayor margen ofrecido por Bruselas. Sin embargo, mañana no se decidirá los objetivos de déficit diferenciados, decisión que se adoptará en julio.

Normas
Entra en El País para participar