La patronal reclama más incentivos fiscales

García-Legaz augura un repunte de las ventas del comercio a finales de año

El plan cuenta con una linea de apoyo de 28,6 millones de euros

Apuesta por revitalizar los mercados municipales y las zonas turísticas

El secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García-Legaz.
El secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García-Legaz.

Las ventas minoristas, que agrupan sectores tan diversos como distribución, alimentación, muebles o electrodomésticos, llevan cayendo 34 meses consecutivos en España en paralelo al desplome del consumo de los hogares. Para tratar de frenarlo, el Ejecutivo aprobó un plan de choque que ayer presentó de forma oficial a las patronales empresariales.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, fue el encargado de hacerlo y se mostró convencido de que la economía española volverá a crecer en el tercer trimestre, lo que supondrá una mejora en el pequeño y mediano comercio. “Además, este año con la paga extraordinaria para los funcionarios también se notará en las ventas del comercio en Navidad. Estoy seguro de que estas Navidades serán mejores que las pasadas”, afirmó.

En su opinión, el plan no es coyuntural y es ambicioso “porque busca cambiar las estructuras del sector”. El secretario de Estado de Comercio destacó la dotación presupuestaria de casi 30 millones de euros y el buen funcionamiento de las líneas ICO en el comercio minorista, donde se han registrado más de 11.000 operaciones por importe de 420 millones de euros de crédito y 535 millones de euros de inversión.

García-Legaz estuvo acompañado por el presidente de la Confederación Española del Comercio (CEC), Manuel García-Izquierdo, quién agradeció la aprobación del plan, “como un punto de partida al que hay que añadir avances para mejorar la financiación, que es uno de los grandes problemas del sector”.

Pese a ello insistió en la necesidad de aprobar nuevos estímulos fiscales al consumo. “El comercio no aguantará ni una sola subida del IVA más, ni un aumento de tipos ni reclasificaciones de productos”, apuntó.

Concretamente, Izquierdo reclamó planes renove similares a los dos puestos en marcha en la automoción para los sectores más castigados por la crisis, como los electrodomésticos y los muebles, fuertemente ligados a la construcción. También pidió incentivos en el IRPF para la rehabilitación de viviendas o las instalaciones de eficiencia energética en edificios.

Pero, por encima de todas las reivindicaciones, el presidente del CEC exigió al Ejecutivo que “siga luchando” para que el grifo del crédito quede totalmente desbloqueado. “Es el oxígeno que las pymes necesitan para subsistir”, apuntó.

 

Normas