_
_
_
_
_
Estima que bastará con las dotaciones ya previstas

Santander cree que no necesitará provisiones extraordinarias por refinanciaciones

Rodríguez-Inciarte defiende que los “niveles de provisionamiento son más que suficientes”

Emilio Botín, presidente de Banco Santander.
Emilio Botín, presidente de Banco Santander. Pablo Monge

El vicepresidente de Banco Santander Matías Rodríguez Inciarte, ha aseverado esta mañana que la entidad no necesitará realizar provisiones extraordinarias para hacer frente a la nueva ronda de dotaciones por créditos refinanciados impuesta por el supervisor financiero.

“El Banco de España lo que ha pedido es que se homogenicen los criterios. Había entidades, digamos, con una política más laxa en cuanto al reconocimiento de créditos dudosos o subestandar y de la provisión que tienen que llevar aparejada”, ha explicado.

“En el caso nuestro hemos sido mucho más proactivos en su dotación, de manera que no necesitamos hacer provisiones más allá de las que teníamos ya establecidas para el año”, ha sostenido en la tercera jornada de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo organizados junto a la asociación de la prensa económica (APIE) y patrocinados por BBVA.

Inciarte ha aclarado que las provisiones ordinarias ya previstas para 2013, que incluyen “una parte prevista para refinanciados”, será suficiente para hacer frente a este nuevo paquete de provisiones.“No requerimos provisiones adicionales a las que ordinariamente estaban ya presupuestadas para el ejercicio”, ha remachado el vicepresidente de Santander.

“Exceso de provisiones”

De hecho, Inciarte ha sugerido que los esfuerzos realizados por la banca española en general para recuperar la confianza de los mercados ha derivado en un “exceso de provisiones” más allá del que se lleva a cabo en otros países.

“El sistema financiero español ha sido objeto del mayor escrutinio al que haya sido sometido nadie en Europa”, ha sentenciado, en alusión a los test de estrés, la auditoría y los distintos decretos de saneamiento inmobiliario realizados el año pasado.

“Se puede hablar de un exceso de provisiones en comparación con otros países”, ha asumido, exponiendo que se vienen haciendo “más provisiones de las que son requeridas por las pérdidas esperadas”.

En el caso concreto de Santander, Inciarte ha defendido que sus “niveles de provisionamiento son más que suficientes”. En cuanto a los niveles de capital, “los estrés test han dicho que el Santander tiene un notable exceso de capital”, ha dicho, argumentando en todo caso que su política de script dividend –“este año se ha decidido extender a cuatro script en 2013”- les permite además estar preparados para potenciar su solvencia

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_