Para el periodo 2014-2020

La Unión Europea logra desbloquear su presupuesto

El pacto deberá ser confirmado por la Eurocámara y los veintisiete países comunitarios

La CE deberá evaluar en 2016 el presupuesto a la luz del contexto económico

 Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo
Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo

La Presidencia de turno irlandesa de la Unión Europea (UE), en representación de los Estados miembros, y los negociadores del Parlamento Europeo (PE) lograron hoy un acuerdo sobre el presupuesto comunitario para el periodo 2014-2020.

El pacto deberá ser confirmado por la Eurocámara y los veintisiete países comunitarios, que han mantenido duras negociaciones durante los últimos meses para tratar de alcanzar un consenso.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE pactaron el pasado febrero un austero presupuesto de 959.990 millones de euros en compromisos y 908.400 millones como techo de pagos para el próximo periodo presupuestario.

Estas cifras fueron rechazadas por el Parlamento Europeo, que las consideraba insuficientes para cubrir las necesidades de la UE y que finalmente las habría admitido a cambio de otras concesiones.

“Hemos concluido las negociaciones”, confirmó en declaraciones a los periodistas el viceprimer ministro irlandés, Eamon Gilmore, quien aseguró que el pacto es “equilibrado” y aborda las principales preocupaciones del PE.

Así, los Estados miembros han accedido a varias peticiones de los eurodiputados, entre ellas, la inclusión de una cláusula de revisión, según la cual la cual la Comisión Europea (CE) deberá evaluar en 2016 el presupuesto a la luz del contexto económico de ese momento y permitir introducir modificaciones al nuevo Parlamento que saldrá de las elecciones del próximo año, explicó Gilmore.

Además, se ha garantizado “flexibilidad” para reasignar fondos y una mayor transparencia en el gasto del dinero.

También, por insistencia de la Eurocámara, los países han acordado entablar un diálogo para avanzar en el aumento de los recursos propios, aquella parte del presupuesto europeo que no procede de las arcas nacionales.

El viceprimer ministro irlandés reconoció que la negociación ha sido “muy difícil” y defendió que el resultado es satisfactorio, por lo que explicó que propondrá al Consejo de la UE su aprobación.

Al mismo tiempo, el jefe negociador de la Eurocámara, el francés Alain Lamassoure, hará lo propio con los eurodiputados.

Según indicó en su cuenta en Twitter el grupo del Partido Popular Europeo (PPE), al que pertenece Lamassoure, el acuerdo será presentado a los líderes de las formaciones políticas el próximo martes para que expresen su postura.

“En este momento, la delegación del PE no puede comprometerse”, señaló el PPE.

Algunos eurodiputados, como el socialista búlgaro Ivailo Kalfin, miembro de la comisión presupuestaria, ya advirtieron hoy de que no están satisfechos con el resultado e instaron a esperar a la decisión definitiva.

Tradicionalmente complejas, las negociaciones del nuevo marco presupuestario se han dificultado aún más con la petición de Bruselas y del PE de 11.200 millones de euros adicionales para el presupuesto de 2013 para, entre otras cosas, poder pagar las facturas pendientes de programas financiados el año pasado, como las becas Erasmus.

Normas