Abril arroja las mejores cifras en la industria y los servicios desde 2011

Coches, calzado y transporte de mercancías tiran de la actividad en abril

Las cifras mejoran, aunque muy condicionadas por la Semana Santa

Los aumentos en la facturación y la cartera de pedidos no se traducen todavía en creación de empleo

Obreros trabajando en la construcción
Obreros trabajando en la construcción REUTERS

Nuevas señales de que la economía española encara su estabilización o como ya no les asusta decir a Gobierno y empresarios: “Lo peor de la crisis parece haber pasado”. Por un lado, el sector servicios registró un aumento de su facturación del 0,5% en abril en relación al mismo mes de 2012, tasa casi 11 puntos superior a la de marzo, cuando la facturación retrocedió un 10,4%. No obstante, tal y como explica el Instituto Nacional de Estadística (INE), corregido el efecto calendario, las ventas de los servicios registró en abril un retroceso interanual del 3,3%, frente al -6,9% de marzo. Aunque desestacionalizada la tasa sea aún negativa, la contracción es la menor de los últimos ocho meses y el alza nominal supone romper con 19 meses seguidos de cifras negativas.

Un análisis pormenorizado de qué sectores fueron los que mejor se han comportado revela que mientras el comercio incrementó su cifra de negocio un 1,5%, la facturación de los otros servicios disminuyó un 1,4%.

Transporte y almacenamiento (3,9%), en especial el de mercancías por carretera, comercio al por mayor e intermediarios del comercio (3,0%) y venta y reparación de vehículos y motocicletas (2,6%) presentaron tasas positivas. El resto de sectores, por el contrario, aún contabilizaron caídas en su cifra de negocios. Hostelería, con un -7,5% nominal, y actividades administrativas y servicios auxiliares, con una contracción del 4,6%, fueron los que más bajaron. Si se eliminan los efectos estacionales, todas las ramas de actividad presentan todavía tasas negativas respecto a abril del año anterior, aunque lo cierto es que se trata de descensos menores a los de los últimos meses.

En el sector industrial, también se contabilizó un alza interanual de la cifra de negocios, pero igualmente condicionada por los efectos estacionales: se incrementó un 6% en abril (frente a la caída del 10% de marzo), aunque descendió un 3%, 1,3 puntos más que el mes anterior, si se elimina el efecto del calendario. No obstante, el alza del 6% es la más abultada desde agosto de 2011.

Esta mejora, aparentemente todavía estacional, obedece al sector exterior: las ventas fuera de la zona euro crecieron un 17,8% y las ventas a la zona euro, el 13,2%, mientras el mercado interior apenas aumentó el 1,1%. La fabricación de vehículos a motor, la industria del cuero y el calzado y la producción de almidones y alimentación animal fueron las actividades que mejor se comportaron.

Además, los pedidos en la industria subieron en términos interanuales hasta el 5,2%, la mejor cifra desde septiembre de 2011. En este caso también, la corrección estacional lleva el indicador a cifras negativas, concretamente al 2,4%. De todos modos, el dato es mucho mejor que el de marzo, tanto en términos absolutos (pasa del -15,2% al 5,2%), como desestacionalizados, donde pasan del -8,1% al -2,4%. Que la cartera de pedidos aumente garantiza mejoras futuras de la producción.

La incipiente recuperación no llega aún al empleo

Las buenas cifras de actividad tanto en servicios como en la industria todavía no dan paso a que el optimismo sea completo, puesto que en materia de empleo los datos no pasan de ser esperanzadores, tal y como reconocen desde el departamento que dirige Fátima Báñez.

Así, según la información publicada ayer también por el INE, el empleo en los servicios experimentó una variación del -2,1% anual en abril. Esta tasa se mantiene respecto a la registrada en marzo y lleva cayendo ya 23 meses seguidos. La parte más positiva del dato es que representa una estabilización y no un empeoramiento de la coyuntura.

El empleo en el comercio disminuyó un 2,3%, mientras en otros servicios lo hizo a un ritmo sensiblemente inferior: -1,9%. Todos los sectores registraron tasas negativas, aunque la hostelería y las actividades administrativas y servicios auxiliares (ambas con descensos del 1,5%) fueron las ramas con las menores bajadas. Por su parte, venta y reparación de vehículos y motocicletas (-4,2%) e información y comunicaciones (-4,1%) protagonizaron los descensos más acusados.

Por territorios, todas las comunidades autónomas contabilizaron caídas de la ocupación respecto a abril de 2012, excepto Baleares, donde el empleo aumentó un 1,6%. Navarra, Castilla y León, Madrid y Asturias, con descensos superiores al 3%, lideraron la clasificación.

Normas
Entra en El País para participar