Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia y Latinoamérica

“En España hay apetito por el producto de poco riesgo"

Ha pasado por Pioneer y Amundi y hace dos años Natixis la eligió para capitanear la apertura de su oficina en España, un holding que agrupa a 23 gestoras especializadas, aunque aquí comercializan productos solo de Loomis, Harris y la propia Natixis

Sophie del Campo, directora general de Natixis en España y Latinoamérica.
Sophie del Campo, directora general de Natixis en España y Latinoamérica.

Conoce el sector español de la inversión al dedillo, ya que lleva trabajando aquí más de 10 años, tiempo suficiente para comprobar el conservadurismo de los clientes. Ahora está centrada en preparar el desembarco en Latinoamérica y meter a Natixis en el top ten de las gestoras extranjeras aquí.

Pregunta. Dos decenas de gestoras en una sola casa. ¿Cómo se gestiona una empresa de estas características?
Respuesta. Estamos presentes con 17 en EE UU, 13 en Europa y 2 en Asia. No somos un representante comercial de estas compañías, sino que el grupo compra las diferentes casas y nos convertimos en accionista mayoritario de cada una de ellas. En muchas controlamos el 100% del capital. En cuanto a la gestión, estas casas son absolutamente independientes, no tenemos un jefe de inversión global, como en otras gestoras, sino que cada una tiene su propio responsable, que suele ser especialista en un tipo de inversión determinada. Natixis les aporta una plataforma de distribución, soporte legal o de marketing, lo que no es pura gestión.

P. ¿Se ofertan productos en España de las 23 gestoras?

“Muy poca gente esperaba obtener el 10% de rentabilidad en la Bolsa europea”

R. Cuando tienes tanta oferta, nuestra primera labor cuando entramos en un mercado es entender cuáles son las necesidades del país y cuál es el perfil del inversor. Este es radicalmente diferente en Latinoamérica o en España, incluso en Alemania. Lo que hacemos en cada mercado es ver cuáles son los productos que mejor encajan. En el caso de España, he elegido tres gestoras: Natixis Asset Management, que es la única que tiene el nombre del grupo; otra casa es Loomis Sayles, que es de renta fija global americana, porque pensamos que tiene muchísimo valor para España, y Harris Associates, que es otra casa americana de renta variable muy puntera en algunos temas. Pero esto es un proceso dinámico y dentro de dos años pueden ser otras las que traigamos a España. La estructura de la empresa permite mucha flexibilidad y más adecuación al cliente local.

P. ¿Qué perfil tiene entonces el inversor español?
R. Un perfil bastante conservador, como seguro saben, ya que en España gran parte de los activos están en depósitos o productos de muy poco riesgo. Hay muy poco apetito por la renta variable en general y, de hecho, la media de este tipo de inversión en banca privada es muy baja en comparación con los países nórdicos. Tampoco hay ningún apetito por la gestión alternativa, por mucho que a nosotros nos parezca que aporta mucho valor en la construcción de carteras. Y después, lo que busca es no tener sustos. Entender bien dónde invierte y el riesgo. Nosotros trabajamos mucho en esta línea.

P. ¿Están notando algo menos de miedo hacia la renta variable?
R. Sí, de hecho llevábamos un año proponiendo una idea concreta en renta variable europea y no veíamos ningún interés, pero ya desde primeros de este ejercicio hemos notado algunas entradas, y es que la Bolsa europea ha ido realmente bien, estamos a doble dígito. Muy poca gente esperaba tener tanto retorno en renta variable europea. Además, nosotros estamos ofreciendo un producto que limita muchísimo la volatilidad, hasta un tercio. Se trata de hacer movimientos mucho más suaves, con lo que al final te evitas los grandes sustos pero participas bastante de las subidas. Este año llevamos un 10% de retorno con un 7,6% de volatilidad. Nos parece una muy buena idea que el inversor que aún tiene mucho miedo a entrar en renta variable deje una parte de la renta fija, que ha ido espectacularmente bien, y asuma algo de riesgo.

P. Y en cuanto a la renta fija, ¿ahora está yendo realmente tan mal?
R. No está tan mal, pero sí ha empezado a haber cada vez más volatilidad y dudas. Cuando ves que hay gente que está saliendo de la renta fija más agresiva es cuando hay que empezar a mirar otras cosas o al menos plantearse otro tipo de estrategias.

P. Lleva trabajando en el sector español más de 10 años. ¿Qué balance hace de estos años?
R. Cuando empecé, en el 2000, el inversor conocía muy poco el producto, luego vino un boom increíble cuando se lanzaron los fondos monetarios dinámicos, una época muy interesante. Y luego ha venido la gran crisis. Mercados y entornos muy variados que también nos han permitido conocer mejor al inversor final.

P. ¿Por qué Natixis tardó tanto en desembarcar en España?
R. Somos enormes en Estados Unidos y allí crecemos mucho desde hace años, en Asia también hemos ido creciendo en los últimos 10 años, pero curiosamente en Europa somos muy potentes en Francia, obviamente porque nuestro accionista es de allí, pero se habían abierto muy pocas oficinas en el resto de Europa. No es una cuestión del mercado español, es que en Europa se han abierto las oficinas en los últimos cinco años. Eso nos ha hecho más fuertes frente a la crisis, porque nuestros competidores han sufrido mucho en los últimos años por su fuerte actividad en Europa.

P. Ocupan el puesto 13 en el ranking mundial. ¿Cuál es el objetivo en Europa y España? 
R. Localmente, el objetivo es ser una de las 10 gestoras internacionales más importantes, una ambición aún mayor que a nivel global, porque creo que tenemos un modelo de negocio que nada tiene que ver con el del resto de competidores. El hecho de abrir oficina aquí en 2011 significa que nuestra apuesta es a largo plazo.

P. ¿Qué patrimonio están gestionando en España?
R. A nivel de volumen no es de momento relevante. Siempre digo que lo anunciaré cuando pasemos el billón…

“Puedes invertir con ética sin perder rentabilidad”

P. Van a traer productos de inversión socialmente responsable (ISR). ¿Cree que el inversor español está preparado o se sigue entendiendo como una cuestión de marketing?
R. Me niego a incluirlo dentro de la parte de marketing. En nuestro caso no lo es. Somos de las pocas casas que realmente invierten en ello, que nos cuesta dinero y es que creemos muchísimo en nuestra capacidad para hacer pensar a la gente de manera un poco más... no sé si ética, pero sí más duradera en el tiempo cuando invierte. Mucha gente mira la ISR como algo muy bonito pero que si no le da retorno no le aporta nada. La labor de Natixis es demostrar que puedes hacer ISR sin perder en retorno y para eso tenemos un centro especializado, Mirova, un agente de primer orden en este sector.

P. ¿Qué fondos se van a comercializar aquí?
R. Lo que vamos a traer a España son productos que han demostrado ser igual o más rentables que otros fondos que no siguen esa estrategia. Tenemos una gama grande que va desde fondos monetarios a renta fija. Y es que otra cosa que he visto en España es que mucha de la oferta era solo en renta variable, y como aquí hay poco apetito por ella, ¿por qué no traer fondos mucho más conservadores, como puede ser el monetario o el de renta fija de toda la vida? Tenemos ejemplos muy buenos. Además, también estamos viendo con los inversores de perfil más institucional todo lo que se refiere a la política de voto y compromiso. Natixis cree que cuando eres un inversor, y nosotros representamos en Francia 23.000 millones de euros en posiciones de compañías europeas, es importante que seas activo y comprometido a la hora de votar en las asambleas, por ejemplo, las políticas de remuneración. La crisis nos está enseñando que hay barbaridades en la gestión de las compañías. Si eres un accionista pasivo, al final nunca vas a conseguir ningún cambio.

Normas