Ron prevé cubrir las provisiones por crédito refinanciado este año

Popular liga el pago del dividendo a la evolución macroeconómica

Ron advierte que la crisis obliga a ser "muy cautelosos" en materia de provisiones

Ángel Ron, presidente de Banco Popular, en la junta de accionistas de la entidad.
Ángel Ron, presidente de Banco Popular, en la junta de accionistas de la entidad.

“Hemos dicho que tomaríamos una decisión sobre el reparto del dividendo en el segundo semestre en función de la evolución del entorno macro, el cumplimiento del plan de negocio y las exigencias regulatorias”, ha avanzado este lunes el presidente de Banco Popular, Ángel Ron, durante la Junta de Accionistas.

Es más, el banquero adelanta que la firma está “reexaminando” la estimación realizada al cierre del ejercicio anterior de que este año ganará 500 millones de euros, a tenor de la mala evolución de las previsiones macroeconómicas, y del “incerto panorama regulatorio que atraviesa el sector”. La última novedad que afronta la banca en este sentido son las nuevas provisiones sobre créditos refinanciados impuestas por el Banco de España, que Popular prevé cubrir este mismo año.

“Podemos avanzar, con las reservas de una estimación tan anticipada, que el banco absorberá en 2013 el impacto de las reclasificaciones que se practiquen”, ha dicho Ron durante su intervención, detallando que se hará “a través de la disposición parcial de la fuerte provisión genérica constituida para los riesgos inmobiliarios, también a través de las provisiones incluidas en el plan de negocio que eran exigentes, y eventualmente tirando del margen de explotación de la entidad.

La mora, pese a todo, es una losa que aun seguirá ganando peso. “No cabe anticipar todavía cuándo se producirá el pico más alto de la morosidad para el sistema”, advirtió Ron. “Estas previsiones nos obligan a ser muy cautelosos en materia de provisiones y muy activos en las recuperaciones”.

Mensaje a la Unión Europea

Ron ha reclamado que se avance con decisión en la unión bancaria y ha advertido que en un entorno de desafío económico a nivel global, la Unión Europea no puede "aumentar la incertidumbre existente". Ha añadido que, para recuperar la confianza, no hay alternativa a la unión fiscal y financiera y ha asegurado, en un clara alusión a la política alemana, que "se necesitan instituciones europeas sólidas y efectivas que no pospongan sine die las soluciones en función de los calendarios locales".

Normas
Entra en El País para participar