El consejo decide por seis votos contra cuatro mantener a Sousa

Damm se une a una querella contra el presidente de Pescanova

José Carceller declara como testigo el 2 de julio y Sousa como imputado un día antes

El consejo de Pescanova rechaza convocar junta de accionistas

Seis consejeros votan a favor de mantener a Sousa como presidente y cuatro en contra

Manuel Fernández Sousa, presidente de Pescanova.
Manuel Fernández Sousa, presidente de Pescanova.

Grupo Damm, segundo mayor accionista de Pescanova, con el 6,2% del capital,  se ha adherido a una querella ya presentada contra el presidebte de la compañía, Manuel Fernández Sousa. Fuentes de la compañía aseguraron que descartan presentar una querella propia.

En una providencia del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, comunicada el pasado viernes, a la que ha accedido este diario, se da cuenta de la petición del grupo de la familia Carceller así como de tener a Manuel Fernández Sousa como representante de las entidades imputadas Sociedad Gallega de Importación y Exportación de Carbones, Sociedad Anónima de Desarrollo y Control e Inverpesca, citado para declarar ante el juez el 1 de julio.

Desde Damm se precisó que el grupo se ha personado como “perjudicado”, pero que no se ha puesto querella. En la providencia se dice que en representación de Corporación Económica Damm “y de la solicitud de personación como acusador particular en calidad de perjudicado desde traslado al Ministerio Fiscal para informe”.

El presidente de Pescanova y el consejero Alfonso Paz Andrade declararán ante el juez Pablo Ruz, de la Audiencia Nacional, el próximo día 1 de julio, por presuntos delitos de falsedad de cuentas y empleo de información privilegiada. Al día siguiente declararán también como imputados José Antonio Pérez-Nievas y un representante de la sociedad Golden Limits. José Carceller, representante en el consejo de Pescanova por parte de Grupo Damm, declarará el día 2 en calidad de testigo.

El enfrentamiento entre los dos primeros accionistas del grupo gallego, Sousa (con el 7,4%) y Damm, se ha puesto de relieve desde el inicio de la crisis de Pescanova, lo que también se evidenció en la reunión que tuvo ayer el consejo de administración. 

Los consejeros se reunieron ayer, en un hotel de Madrid, por primera vez desde el pasado 4 de abril, cuando se decidió presentar solicitud de concurso de acreedores de la compañía y la petición de revocación del auditor del grupo, BDO. Al consejo asistió un representante de Deloitte, nombrado administrador concursal de la empresa por el juez y designado por la CNMV.

Los consejeros decidieron, por seis votos a favor y cuatro en contra, mantener a Sousa como presidente del grupo. Según fuentes cercanas a la empresa, Sousa pidió “flexibilidad y tiempo” para culminar los proyectos que tiene en marcha el grupo y superar la crítica situación actual. 

Secuestro del consejo

Damm reclamó ayer en el consejo de administración la celebración de junta de accionistas, lo que fue rechazado por el consejo. “Esperamos que el juez del concurso sí convoque junta”, indicaron fuentes de Damm.

“Sousa tiene secuestrado al consejo, se sirve de los votos de familiares y amigos para imponer con un 10% del capital sus decisiones, así se presentará ante el juez diciendo que tiene el apoyo del consejo y sin pasar por junta de accionistas”, se quejaron las mismas fuentes. Diversas fuentes cercanas al grupo comentaron ayer que la única vía ahora para quitar a Sousa de la presidencia sería a través de una junta judicial.

Fuentes cercanas al presidente de Pescanova respondieron ayer a las declaraciones de Damm mostrando "su extrañeza y sorpresa ante este tipo de declaraciones de un accionista minoritario que demuestran escaso respeto hacia las decisiones del órgano de representación de Pescanova" y subrayaron que en el consejo celebrado ayer estuvieron presentes los dos administradores concursales de Deloitte.

Defensa ante los expedientes de la CNMV

El consejo de Pescanova acordó contratar al despacho Albiñana Suárez de Lezo para “asesorar a la compañía en su defensa frente a los expedientes sancionadores abiertos por la CNMV, siempre que se garantice que no asesoran a cualquier otro consejero y sujeto a la aprobación de sus honorarios por la administración concursal”, informó ayer la multinacional gallega a la CNMV.

“En este momento tenemos expedientes abiertos ya en fase de instrucción por no comunicación de participaciones significativas de miembros del consejo de administración por algo importante, y es por falsedad en la comunicación de hechos relevantes”, manifestó la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, en su comparecencia el pasado 29 de mayo en el Congreso de los Diputados. “Entendemos que la compañía, en este ir y venir de los hechos relevantes, había dado información que no era correcta, había dado un mensaje al mercado que no debía”, dijo Rodríguez.

La presidenta del regulador del mercado español indicó que se trata de un expediente “relativamente novedoso en el trabajo de la casa, pero la verdad es que era una información significativa cuando dijo que tenía resuelto el problema de reestructuración de la deuda y luego tuvo que decir que no lo tenía”. Elvira Rodríguez desveló que la CNMV podría abrir un nuevo expediente ya que, declaró, está trabajando “a la espera de que la auditoría forense y el propio trabajo de los administradores concursales nos digan qué es lo que pasaba no solo con la contabilidad de 2012, sino con la de años anteriores y con la propia contabilidad por trimestres del año 2012, que podría llevarnos a abrir otro expediente importante a la compañía”.

Normas