La ‘teleco’ sitúa la fibra española entre sus proyectos estratégicos globales

Vodafone pagó impuestos en España por 343 millones en el ejercicio 2011-2012

Coloca el plan dentro de sus oportunidades de crecimiento

Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone.
Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone.

El despliegue de fibra óptica es un proyecto estratégico en España no solo para Vodafone España, sino para el grupo Vodafone. Y es que, en la memoria anual del último año, el consejero delegado, Vittorio Colao, sitúa estos planes en las oportunidades de crecimiento de la compañía.

Así, Vodafone coloca el despliegue de fibra en España junto a otras actividades como la aceleración de la estrategia en las comunicaciones unificadas, las adquisiciones de la británica Cable & Wireless Worldwide (CWW) y la australiana TelstraClear, los dividendos procedentes de Verizon Wireless, la implantación de los smartphones o la expansión de su oferta convergente Vodafone Red.

La compañía destaca como gran hito en España su proyecto en fibra. Así, Vodafone recuerda en su memoria que en marzo anunció un acuerdo con Orange para llevar a cabo una inversión conjunta de 1.000 millones de euros en el despliegue de fibra óptica en España y alcanzar una cobertura de seis millones de hogares y empresas en 50 ciudades en 2017. La compañía señala que la severa recesión y la intensa competencia forzaron una caída de los ingresos en España, si bien asegura que “mantenemos la confianza en el futuro del país y por tanto planeamos coinvertir 1.000 millones con otro operador”.

La teleco destaca también que está modernizando sus infraestructuras basadas en redes de cobre además de lanzar el servicio de móvil 4G en España.

En la memoria, Vodafone también precisa que pagó 296 millones de libras (unos 343 millones de euros) en España en el ejercicio que concluyó en marzo de 2012. De ellos, 225 millones de libras (265 millones de euros) corresponden al apartado Direct revenue contribution: taxation, que incluye el impuesto de sociedades, el IAE y el servicio universal, mientras que otros 71 millones de libras (83,5 millones de euros) proceden del Direct revenue contribution: other non tax, que incluye la tasa del espectro.

España sería el cuarto país de Europa en el que Vodafone pagó más impuestos, por detrás de Italia, Reino Unido y Turquía.

Al mismo tiempo, Vodafone generó en España unos impuestos derivados por su actividad (incluidos el IVA y el IRPF retenido a los empleados) de 334 millones de libras (cerca de 387 millones de euros).

 

Recorte del 56% del valor del fondo de comercio

En términos operativos, Vodafone recuerda en su memoria anual del pasado año que sus ingresos por servicios en España bajaron un 11,5% en el último ejercicio, concluido el 31 de marzo, a causa de la debilidad económica, la competencia y la reducción de la base de usuarios tras la eliminación de los subsidios en la compra de terminales. A su vez, el ebitda de Vodafone España descendió un 15,4%, mientras que el margen de ebitda bajó en 0,7 puntos porcentuales.

La operadora recuerda que durante 2012 llevó a cabo un saneamiento de 3.200 millones de libras (unos 3.712 millones de euros) en su negocio en España. Este movimiento se tradujo es una reducción del fondo de comercio del negocio en España del 56% hasta 2.515 millones de libras (en torno a 2.917 millones de euros).

En este sentido, para proceder a este ajuste dentro de su estructura societaria en España, la operadora procedió a reducir el capital de Vodafone Holdings Europe, matriz de Vodafone España, en 2.622 millones de euros, tal y como adelantó CincoDías el pasado 3 de junio.

Normas