Algunos presupuestos crean recelo entre los rivales por las bajas y aspectos técnicos

FCC, Sacyr, OHL y Ferrovial esperan adjudicarse la limpieza de Madrid

Un empleado del servicio de limpieza urbana de Madrid
Un empleado del servicio de limpieza urbana de Madrid

El próximo 1 de agosto comienza un nuevo ciclo de ocho años en el que empresas privadas estarán al frente de la limpieza viaria y conservación de parques de Madrid.Tras un concurso valorado en 2.300 millones de euros, y a falta de que la decisión se haga firme, Ferrovial, FCC, Sacyr y OHL son firmes candidatas para repartirse las seis áreas en que ha sido dividida la capital. Al concurso, tal y como adelantó CincoDías, acudieron el mes pasado las filiales de servicios de las siete constructoras cotizadas. Las cuatro citadas y tres que se habrían quedado fuera del reparto: ACS, Acciona y San José.

La apertura de sobres se produjo el 21 de mayo y lo bajo de algunas pujas creo dudas entre los aspirantes. “A la vista de los pliegos es muy probable que no se haya incurrido en bajas temerarias, pero habrá que ver si con los presupuestos ofertados se respeta el empleo o la calidad requerida por el ayuntamiento”, citan fuentes familiarizadas con el proceso.

Las mismas fuentes comentan que el consistorio llamó el vienes a los representantes de las empresas para tratar asuntos relacionados con el contrato y discutir la concepción de las ofertas.
En el sector señalan a Sacyr como una de las más agresivas en las pujas y ponían en duda la validez de la oferta teóricamente ganadora de Cespa (Ferrovial). El contrato sigue pendiente de adjudicación y la expectación de los rivales va in crescendo. Eso sí, las fuentes consultadas dan por descontado que no habrá sorpresas ni eliminados.

2.300 millones en contratos

Valoriza, filial de servicios de Sacyr, es la mejor colocada en el lote número 2, con un presupuesto de partida de 409 millones, y en el 3, valorado inicialmente en 439 millones. Los dos contratos afectan a los distritos de Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, parte de la Castellana, Fuencarral-El Pardo y Moncloa-Aravaca.

FCC es la otra compañía que se ha colocado primera en dos lotes: el quinto (352 millones de presupuesto inicial) y el sexto (340 millones). Para el grupo que dirige Juan Béjar sería la zona sur de la ciudad, con los distritos de Puente de Vallecas, Moratalaz, Villa de Vallecas, Vicálvaro, Usera, Villaverde y Carabanchel.

Ferrovial se alza con la mejor oferta por el lote 1, valorado en 390 millones de euros, y por el que prestaría servicio en Centro, Chamberí, Tetuán y el Barrio del Pilar. Las fuentes consultadas argumentan que este ha sido el lote que ha despertado más debate, mientras la empresa omite hacer comentarios.

Y el consorcio formado por OHL y Ascan, alianza habitual en concursos de servicios, se llevaría el lote 4. Con un presupuesto de licitación de 385 millones, trabajarían en Hortaleza, Barajas, Ciudad Lineal y San Blas-Canillejas.

Al margen de los comentarios sobre una dura competencia en precios, respecto a los presupuestos concebidos por el ayuntamiento, en el sector ha causado sorpresa la lejanía de ACS de los primeros puestos en cada uno de los lotes. El grupo que preside Florentino Pérez, FCC, Ferrovial y Sacyr, son hasta este concurso los principales contratistas del Ayuntamiento de Madrid en lo que toca a la limpieza de viales. Acciona es la otra gran ausente en los primeros puestos tras impulsar una nueva división de servicios, Acciona Service, que agrupa distintas filiales de la compañía. El de la limpieza de Madrid era uno de sus objetivos a corto plazo, junto a la disputa de las 51 licencias de handling que Aena pondrá en juego en los próximos meses.

Con este macroconcurso, Madrid ha unificado en 6 contratos un total de 39 en los que el ayuntamiento tenía divididos estos servicios en la capital. El objetivo era ahorrar 256 millones.

Experiencia y oferta económica

La concesión de cada uno de los lotes de la limpieza de Madrid es por ocho años. Los contratos incluyen limpieza viaria, mantenimiento del mobiliario urbano y cuidado de las zonas verdes, como principales labores.

El consistorio madrileño ha puesto la oferta económica como elemento primordial a la hora de elegir a los prestadores de estos servicios. Esta pesa un 80% en la puntuación de los candidatos.

Una de las novedades del contrato es que la Administración no fija los medios necesarios para la prestación de los servicios. Es la empresa concesionaria la que decide qué equipos humanos y técnicos emplear. Sin embargo, el Ayuntamiento fija unos estándares de calidad de los que depende el cobro de la concesionaria. Algunos de los parámetros a tener en cuenta son el grado de satisfacción ciudadana, el estado de las instalaciones municipales o el personal empleado. Puntúa desde la limpieza de pintadas y chicles hasta la recogida de muebles de los viales públicos.

Para asegurarse la solvencia de los participantes en el concurso, el Ayuntamiento de Madrid exigió en los pliegos que los contratistas presentaran un volumen de negocio anual, en los tres últimos ejercicios, de al menos el 9,5% del presupuesto del lote al que aspiraban. Cada uno de los ofertantes podía adjudicarse un máximo de tres contratos.

Otros requerimientos eran haber limpiado en ciudades de más de 150.000 habitantes o haber conservado zonas verdes en urbes con más de 450.000 vecinos.

Normas