Apple recomprará sus viejos modelos de iPhone

Samsung pierde 9.000 millones en Bolsa por las dudas sobre las ventas del Galaxy S4

JP Morgan cree que venderá este año 60 millones de unidades y no los 80 millones estimados con anterioridad

Vista de la entrada de las oficinas centrales del gigante surcoreano Samsung Electronics Co. en Seúl (Corea del Sur).
Vista de la entrada de las oficinas centrales del gigante surcoreano Samsung Electronics Co. en Seúl (Corea del Sur).

Samsung ha perdido más de un 6,2% en Bolsa, lo que supone 12.000 millones de dólares (unos 9.000 millones de euros), por temor a una ralentización en las ventas de su último smartphone estrella, el nuevo Galaxy S4. Especialmente por la menor demanda en Europa. Los analistas parecen tener dudas sobre el éxito que pueda alcanzar este terminal y eso que la compañía avanzó hace unas semanas que habían distribuido 10 millones de unidades del modelo (claro que esto no supone que se haya vendido tal cifra a los usuarios finales). Igualmente, los inversores temen que el lanzamiento de las versiones baratas del S4, anunciadas recientemente, impacten en los márgenes de beneficio para su negocio.

En concreto, JP Morgan prevé que Samsung venda 60 millones de unidades del S4 este año frente a una anterior estimación de estos mismos analistas de 80 millones. Esta casa de bolsa ha recortado también las previsiones de beneficio del grupo surcoreano en un 9%. Desde principios de año, las acciones de Samsung acumulan una caída del 6%,

El golpe bursátil a Samsung coincide además con otra noticia de su más directo rival, Apple. Al parecer, la compañía de la manzana va a permitir que los propietarios de un iPhone puedan revender sus móviles para adquirir el último modelo. Un movimiento que podría también afectar al éxito del nuevo Galaxy S4, ya que con esta maniobra la empresa de Tim Cook busca que los usuarios de iPhone salten a la siguiente generación de este terminal de la forma más rápida y cómoda posible. Según cuenta Bloomberg, Apple se ha asociado con Brighstar Corporation, un distribuidor de telefonía móvil, para llevar a cabo el programa de intercambio. Las tiendas de Apple se encargarán del pago al instante y el aparato usado se enviaría a países en desarrollo.

Los analistas aseguran que las ventas de la versión de gama alta del Galaxy S4 se ha ralentizado desde su lanzamiento a finales de abril. “Las ventas de teléfonos de gama alta se están quedando atrás frente a las expectativas, mientras que la comercialización de smartphones de gama media está yendo más rápido en todo el mundo”, aseguró a Reuters Kim Young-chan, analista de Shinhan Investment Corp. Una reflexión que podría traducirse en un adelgazamiento de los márgenes para la surcoreana.

"Con Apple a punto de anunciar un programa de pago por móviles antiguos y a la espera de un iPhone más barato, la perspectiva de crecimiento del negocio de Samsung se ha atenuado", insiste el analysta de E*trade Securities Kim Hyun-yong. Seguramente, la acción de Samsung también se ha resentido ante el previsible anuncio del nuevo Apple iOS 7 este lunes.

Normas
Entra en El País para participar