Plusvalías de unos 1,7 millones por el palacete

Bankia vende a Norman Foster por nueve millones la antigua sede de Altae

Palacete en la calle Monte Esquinza de Madrid, antigua sede de Altae.
Palacete en la calle Monte Esquinza de Madrid, antigua sede de Altae.

El proceso de desinversión de activos de Bankia sigue su curso como parte del plan de reestructuración de la entidad. Y en el mercado inmobiliario toca no solo promociones de viviendas y oficinas, sino también algún edificio de los más representativos de la cartera del grupo que preside José Ignacio Goirigolzarri.

Bankia cerró el pasado abril la venta de la antigua sede de Altae, la marca de su banca comercial hasta finales del año pasado, por unos 9,2 millones de euros a la sociedad Artvia Paed, propiedad del grupo Foster, del arquitecto británico Norman Foster, según fuentes conocedoras de la operación.

La transacción se ha completado casi un año después (el 7 de junio de 2012) de que Bankia diera luz verde a la venta del inmueble, según el acta del consejo, disponible en CincoDias.com. Entonces, la oferta que Bankia tenía encima de la mesa, también de Norman Foster, era de 14 millones de euros. Finalmente, la operación no llegó a buen puerto.

La consultora CB Richard Ellis era la consultora encargada de gestionar la operación con unos honorarios del 0,8% sobre el precio de venta.

El palacete, que se ubica en la calle Monte Esquinza número 48 de Madrid, albergaba hasta finales de 2011 la división de banca privada de Bankia. Actualmente, la plantilla de esta división trabaja en otras oficinas, situadas en la calle María de Molina, también en Madrid.

La operación, pese a la rebaja de precio, resultará rentable a Bankia, ya que generará unas plusvalías de unos 1,7 millones de euros. El valor contable del inmueble estaba fijado en 7,46 millones de euros. Tasamadrid estimó un valor de mercado de unos 13,6 millones de euros, según la tasación realizada en septiembre de 2011. La evolución del mercado inmobiliario en España desde entonces explica la rebaja de precio del inmueble.

Bankia absorbió su filial de banca privada, que aglutinaba los negocios de Altae (Caja Madrid) y Arcalia (Bancaja) en noviembre del año pasado, y sustituyó a Gustavo Rivero, que llegó a la entidad con Rodrigo Rato, por Jaime González Lasso de Vega, hasta entonces director de banca corporativa internacional. El volumen de negocio de banca privada de Bankia superaba entonces los 7.000 millones.

Arranca la devolución del dinero de las preferentes por el arbitraje

De los alrededor de 300.000 clientes que compraron preferentes o deuda subordinada de alguna de las siete cajas que dieron origen a la creación de BFA-Bankia, 104.567 ya han solicitado el arbitraje, según informó ayer la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri en un comunicado.

La Junta Nacional Arbitral de Consumo ha dictado ya los primeros 21 laudos, y todos ellos han sido favorables a los clientes. Seis han sido en la Comunidad de Madrid y 15 en la Comunidad Valenciana. “A partir de ahora se irán dictando nuevas resoluciones que afectarán a clientes de toda España”, asegura Bankia en una nota. El proceso para solicitar el arbitraje, que ha de hacerse en alguna de las sucursales de la entidad, arrancó el pasado 18 de abril y se extenderá hasta el próximo 30 de junio.

La entidad ha contratado a KPMG para decidir en qué casos se somete al arbitraje. De las solicitudes presentadas, cerca de 60.000 están en proceso de análisis. Y de estas3.117 están pendientes de que el cliente firme el convenio arbitral, proceso por el que se renuncia a la vía judicial.

Todos los afectados pueden de entrada solicitar el arbitraje, si bien fuentes financieras aseguran que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) calcula que en torno a la mitad de los afectados recuperará el dinero por esta vía. Tienen preferencia aquellos clientes con una inversión en preferentes o deuda subordinada inferior a los 10.000 euros. En caso de que KPMG deniegue la solicitud de arbitraje, el cliente puede acudir a la vía judicial. BFA-Bankia tiene 12 sentencias en contra, una a favor y tres reclamaciones archivadas. En espera, 1.122, según el informe de la Comisión de Seguimiento de Híbridos, publicado por este periódico la semana pasada.

Normas
Entra en El País para participar