La ley entra en vigor y da cuatro meses de plazo

Comienza la cuenta atrás para la puesta en marcha del nuevo superregulador

Pedro Mielgo podría presidir la CNMC

El PP se queda con 6 de los 10 sillones

Economía redacta el estattuto orgánico

Sede de la Comisión de la Competencia, en Madrid, uno de los organismos que desaparecerá.
Sede de la Comisión de la Competencia, en Madrid, uno de los organismos que desaparecerá.

El Gobierno publicó ayer en el Boletín Oficial del Estado la ley por la que se crea la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el nuevo regulador que supondrá la desaparición de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y la autoridad de la Competencia (CNC). Tras las protestas ante Bruselas de los operadores de telecos, el nuevo organismo tendrá dos salas para separar Competencia del resto de reguladores sectoriales, entre los que están también el postal, el ferroviario y aeroportuario.

 Por el momento, el Gobierno tiene cuatro meses de plazo para abordar una fusión que requiere previamente de la redacción de un estatuto orgánico para su arranque. Fuentes del sector aseguran que el estatuto lo está redactando Economía y que está muy adelantado.

Con todo, el Gobierno prefiere agotar los cuatro meses para que la puesta en marcha de la CNMC con el nombramiento del nuevo consejo de administración no coincida con la reforma eléctrica que podría aprobarse a finales de este mes.

El estatuto regulará la estructura orgánica, las competencias entre sus distintos órganos y el régimen de su personal. El consejo tendrá 10 miembros: el Partido Popular (que no quiso entrar en el de la CNE en 2011 pues ya tenía la intención de eliminar este organismo si llegaba al Gobierno) pretende quedarse con seis y ofrecer dos al PSOE, uno a CiU y otro al PNV. Su nombramiento, así como el de los directores de cada área (energía, telecos y competencia), serán nombrados por el Gobierno y ratificados después por la por la Comisión de Economía del Congreso, que podrá vetarlos. El presidente dirigirá la sala de competencia y el vicepresidente la del resto.

El mandato de los miembros del consejo de la CNMC será de seis años sin posibilidad de reelección, y la renovación de los miembros se hará parcialmente cada dos años, de tal manera que ningún miembro permanezca en su cargo por tiempo superior a seis años.

Baile de nombres

Llegados a este punto, se han desatado los rumores sobre quienes serán los miembros del futuro consejo y el presidente de la CNMC. Para este puesto último cargo se especula con el nombre de Pedro Mielgo, quien fuera presidente de REE en la etapa del Gobierno de José María Aznar.

Respecto al mantenimiento de alguno de los que están en los consejos a punto de extinguirse, se podría repescar a alguno de los que tienen el mandato a medias, pero no a los que ya se les ha agotado o está a punto de agotarse (en el primer caso está la CNE y en el segundo, la CMT) aseguran fuentes del sector. En esta línea, se asegura que por CiU podría continuar Josep María Guinart, de la Comisión de la Energía, y por el PNV, Xabier Ormaetxea, de la CMT.

Según los rumores, al la vista de las exigencias de la Comisión Europea de que se mantenga la independencia del nuevo organismo, y de las protestas de las asociaciones de telecos europeas, también podría quedarse el presidente de la CMT, Bernardo Lorenzo.

Un temor que también circula es una posible rebaja de sueldo de los consejeros de la nueva y polémica CNMC.

Normas
Entra en El País para participar