Pretende que solo el 45% de su financiación corresponda a hipotecas

Bankinter gira el peso de sus créditos hacia las empresas

Dispone de 10.000 millones para financiar a las empresas hasta 20015

El banco gana cuota por la reestructuración de sus competidores

Eduardo Ozaíta, director general de empresas de Bankinter
Eduardo Ozaíta, director general de empresas de Bankinter EL PAÍS

La financiación a las pymes se ha convertido no solo en un reclamo de la troika –integrada por el BCE, el FMI y la Comisión Europea–, y del Gobierno español, e incluso de Alemania, que se ha comprometido a conceder créditos por 1.000 millones de euros para las pequeñas y medianas empresas españolas. También se ha convertido en un objetivo para casi toda la banca sana española.

Ayer, coincidiendo con el anuncio por parte de Economía de la firma con la banca de un acuerdo para conceder este año 10.000 millones de euros a las pymes del país, Bankinter comunicaba que él solo prestaría 10.000 millones de euros a las empresas españolas en tres años, hasta 2015.

El director general del área de empresas de este banco, Eduardo Ozaita, explicó que el objetivo de la entidad es poner a disposición de este colectivo solo durante el presente ejercicio unos 3.500 millones de euros –2.000 millones serán de nueva concesión y 1.500 millones corresponden a la renovación de los vencimientos–, de los que 300 millones irán destinados a las pymes más pequeñas, aquellas que facturan menos de un millón de euros.

Ozaita presentó ayer la estrategia de negocio de Bankinter en el área de empresas para 2013 a 2015. Su objetivo es crecer en la concesión de financiación para este segmento un 9%. De momento, el directivo explicó que ya está ganando cuota de mercado, aunque fundamentalmente en el área corporativa, y también en empresas más pequeñas y pymes.

La razón no solo es por el crecimiento del crédito, sino también por la pérdida de negocio de otros bancos causada por su reestructuración. “La reestructuración de nuestros competidores supone para nosotros una gran oportunidad porque están muy distraídos en estos procesos de ajuste”, explica Ozaita. Yañade “creemos que este año podemos poner más dinero para pymes porque hay menos competidores”.

Bankinter se apoya para crecer en las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO), del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del Fondo Europeo de Inversiones (FEI).

Bankinter aspira a rebajar el peso hipotecario en balance desde el 60% que tenía el pasado año al umbral comprendido del 45% –ahora tiene el 49%–, con el fin de que el negocio de empresas adquiera representatividad en los próximos años. El peso en balance de la cartera hipotecaria en Bankinter ascendía al 70% en 2005, lo que suponía una debilidad, según los expertos.

Bankinter capta cada semana entre 120 y 130 empresas. El año pasado el ritmo de captación era de 30 empresas.

Para 2015 la entidad espera alcanzar los 22.000 millones de euros en créditos para empresas. De esta manera, y con este plan a 3 años, Bankinter quiere reformalizar su cartera crediticia.

Otro de los objetivos de Bankinter es ofrecer una financiación de 1.000 millones de euros a las pymes más pequeñas en estos tres años.

Bankinter aplica unos tipos de interés del 4,5% al 7% de media. La morosidad del segmento de empresas llega al 2,6% en banca corporativa, y del 10,5% para las pymes.

El banco cuenta con unos 1.370 millones de euros en créditos refinanciados, de los que 800 millones corresponden a reestructuraciones de deuda. Bankinter tiene la intención de provisionar esta cartera “lo antes posible”.

 

Normas