Asegura que los modelos de Jeep son seguros y fiables

Chrysler reta al Gobierno de EEUU negándose a revisar 2,7 millones de coches

Modelos Jeep Grand Cherokee fabricados por Chrysler.
Modelos Jeep Grand Cherokee fabricados por Chrysler.

El grupo automovilístico Chrysler, controlado por Fiat, se ha negado a acatar una propuesta de la Agencia para la Seguridad del Tráfico en Carretera de Estados Unidos (NHTSA por sus siglas en inglés) para llamar a revisión 2,7 millones de vehículos de la marca Jeep.

Chrysler explica que ha venido trabajando en este asunto con la NHTSA desde septiembre de 2010. Sin embargo, la empresa no comparte las conclusiones de la Agencia, y no tiene intención de llamar a revisión a los vehículos afectados, que “son seguros y no tiene defectos”.

En concreto, la NHTSA ha recomendado la revisión de 2,7 millones de vehículos, correspondientes al modelo Jeep Grand Cherokee fabricado entre los años 1993 y 2004, y al Jeep Liberty producido entre 2002 y 2007.

“Creemos que las conclusiones iniciales de la NHTSA están basadas en un análisis incompleto de los datos”, apunta Chrysler, que no obstante se muestra dispuesto a seguir trabajando con la Agencia para resolver esta disputa.

“La seguridad de los conductores y los pasajeros ha sido durante mucho tiempo la principal prioridad de las marcas de Chrysler y ese compromiso permanece inalterable”, declaró el presidente y consejero delegado de Chrysler, Sergio Marchionne.

“La compañía cuida la calidad de sus vehículos --prosigue Marchionne--. Todos nosotros nos comprometemos a seguir trabajando con la NHTSA para suministrar información que corrobore que los automóviles son seguros”.

Chrysler sostiene que los incidentes registrados, vinculados con un posible defecto en el depósito de carburante, se dan en menos de una ocasión por cada millón de vehículos producidos, un ratio similar al de cualquier modelo fabricado y vendido en el período analizado.

Por último, la corporación estadounidense recuerda que lleva a cabo llamadas a revisión voluntarias cuando son necesarias y, en la mayor parte de los casos, antes de cualquier aviso o notificación por parte de la NHTSA.

Normas