La firma logró pactar un acuerdo con la Comisión Europea

EE UU lleva a juicio a Apple por fijar el precio de los ‘ebooks’

El consejero delegado de Apple, Tim Cook
El consejero delegado de Apple, Tim Cook Reuters

Un tribunal de Nueva York ha arrancado hoy  el juicio contra Apple por fijación del precio de los libros electrónicos. Una demanda que se remonta a abril de 2012, cuando el departamento de justicia de Estados Unidos demandó a la compañía y las editoriales Simon & Schuster, Hachette, Penguin, MacMillan y HarperCollins por fijación del precio de los ebooks y limitar la competencia.

Según la demanda del departamento de justicia de EE UU, Apple convenció a las editoriales para que modificaran su política de precios en 2009, un año antes del lanzamiento del iPad. De esta forma, eran las editoriales y no las librerías las encargadas de fijar el precio de venta de los ebooks, lo que perjudicó a los vendedores de libros electrónicos, como Amazon.

La fiscalía estadounidense apunta que con este acuerdo, las editoriales permitieron a Apple obtener un 30% de las ventas realizadas a través de su plataforma de venta de libros, iBook, pese a que el acuerdo acabó obligando a otros minoristas a vender a un precio más elevado que el que tenían hasta entonces.

Tres de las cinco editoriales, Hachette, HarperCollins y Simon & Schuster, acordaron hace un año con la justicia estadounidense la creación de un fondo de 69 millones de dólares para hacer frente a posibles devoluciones de clientes. Por su parte, Macmillan cerró su parte de la demanda con 26 millones de dólares, mientras que Pearson firmó el 22 de mayo un acuerdo de 75 millones de dólares, unos 58 millones de euros, con la justicia de Estados Unidos.

Diferencias con Bruselas

El juicio contra Apple en Estados Unidos llega después de que la compañía tecnológica y cuatro editoriales - Simon & Schuster, Harper Collins, Hachette y Holtzbrinck - alcanzaran un acuerdo con la Comisión Europea en diciembre de 2012 para resolver una demanda presentada por el organismo comunitario un año antes por limitar la competencia en la venta de libros electrónicos y mantener los precios elevados.

Según el acuerdo alcanzado con Bruselas, Apple y las cuatro editoriales permitirán a los distribuidores minoristas, como Amazon, vender durante dos años libros electrónicos con descuento.

Pese a que Apple optó en este caso por firmar un acuerdo previo que evitara una multa de la Comisión Europea por abuso de posición dominante, en el caso de Estados Unidos no ha habido un acuerdo previo al juicio. El consejero delegado de Apple, Tim Cook, declaró la pasada semana que la compañía “no va a firmar nada que diga que hemos hecho algo que no hemos hecho”.

Sin embargo, en Steve Jobs, la biografía autorizada por el fundador de Apple, constan varias declaraciones de Jobs en las que se recuerda que el pacto alcanzado con las editoriales: “Nosotros les dijimos a las editoriales: ‘Vale, vamos a seguir un modelo de agencia, con royalties: vosotros fijáis el precio y nosotros nos quedamos con un 30%. Sí, el cliente paga un poco más, pero así es como lo queréis vosotros”.

El juicio, tendrá una duración de tres semanas y llega pocas semanas después de Tim Cook compareciera en una comisión del Senado de Estados Unidos para explicar la política fiscal utilizada por la compañía y en la que aseguró que “Apple no utiliza trucos fiscales” para evadir impuestos en el país, sino que es uno de los mayores contribuyentes fiscales en EE UU”.

Warner, presente en su servicio de música en ‘streaming’

Apple ultima los preparativos su conferencia anual de desarrolladores (WWDC), que arrancará el 10 de junio. La compañía ha cerrado  un acuerdo con Warner Music, que estará presente en el futuro iRadio, el servicio de música en streaming que Apple presentará, previsiblemente, la próxima semana y que espera competir con Spotify y con el servicio de música lanzado el mes pasado por Google, Play Music.

Según publica el diario The Wall Street Journal, Warner sería la primera de las grandes discográficas que habría alcanzado un acuerdo con Apple, mientras que Universal Music habría cerrado el acuerdo para los discos ya existentes pero estaría aún negociando para los futuros discos. La publicación afirma que Apple también estaría en negociaciones con Sony.

Normas