Xbox One contra PlayStation 4. Las nuevas generaciones cara a cara

Si de algo puede presumir este año 2013 es de estar repleto de todo tipo de rumores acerca del mundo de los videojuegos y las consolas. Y es que desde principios de año esperábamos la llegada de la Xbox One, la cual ha sido recientemente presentada, así como de la polémica PlayStation 4 cuando nos dejaron con la miel en los labios en la breve presentación que tuvo lugar a comienzos de año en la que tan sólo se desveló el diseño del mando

Xbox One
Xbox One

Con la Xbox One recién presentada, ya podemos poner algunas cartas más sobre la mesa para vislumbrar cuál de las dos consolas obtendrá todas las miradas, y más importante, por cual de las dos se decantaran los usuarios. En esta dura batalla entre Microsoft y Sony, lo que está seguro es que nos encontramos con consumidores inamovibles, los de Play y los de Xbox. Pero para poder predecir con más objetividad cuál de las dos reinará los hogares durante los próximos años, vamos a comparar ambas consolas en sus características más técnicas.

Especificaciones técnicas

Podríamos decir que ambas consolas han evolucionado a la par para ofrecer unas características técnicas muy similares, dando un gran salto respecto a las anteriores generaciones. Si nos fijamos en la Xbox One, ésta dispone de una CPU de 8 núcleos y 64 bits fabricada por Microsoft, y una memoria RAM de 8GB DDR3. En cuanto a los gráficos, incorpora una GPU a 800 MHz con soporte DirectX11, lo que sobre papel hace pensar que su rendimiento será inferior a la PlayStation 4. Aún así, la nueva Xbox supone un incremento de potencia hasta 8 veces mayor que la de la actual 360.

Por su parte, la PlayStation 4 contará con un procesador de 8 núcleos AMD Jaguar de 64 bits. En cuanto a la gráfica dispondrá de una GPU AMD Raedon y una memoria RAM de 8GB GDDR5 con un rendimiento de 1,84 TFlops.

En cuanto a la memoria de almacenamiento, la Xbox One cuenta con un disco duro de 500GB, mientras que aún se desconoce la de la PS4. Por otra parte, ambas consolas dispondrán de lector de DVD y Blu-ray, entradas USB 3.0, y salidas HDMI y óptica, con la particularidad de que la Xbox One también contará con un puerto HDMI adicional de entrada. En el apartado inalámbrico, ambas cuentan con Bluetooth 2.1, WiFi 802.11 a/b/g/n y conexión Ethernet.

Diseño

Acostumbrados al diseño futurista de líneas curvas de la Xbox 360, la consola de siguiente generación de Microsoft parece volver al pasado, recuperando las líneas rectas y los vértices en punta. El tamaño de la Xbox One será aproximadamente el mismo y estará construida en color negro. En cambio, nada se sabe aún de la PlayStation 4, ya que su diseño es un codiciado secreto que muchos fans intentar predecir con diseños arriesgados que inundan la red.

El mando

Uno de los aspectos de diseño del que tenemos conocimiento pleno por parte de ambas compañías es el del mando. Para todos aquellos que estuvieron atentos a la presentación de Sony en febrero, ya conocerán sus características (además de ser el único elemento físico que presento la compañía). En esta ocasión ambas han decidido renovarlo.

Por su parte Sony presentó el DualShock 4, con unas dimensiones de 162 x 52 x 98 milímetros, y un peso de 210 gramos. Además dispone de conexión Bluetooth 2.1 y batería recargable de 1.000 mAh. En cuanto a los botones, Sony ha ajustado ambos sticks analógicos así como las teclas posteriores L2 y R2. Desaparecen los botones de "select" y "start" para unificarse en el botón de "opciones", además de incorporar una tecla de "compartir". Entres estos dos últimos botones (opciones y compartir) se encuentra el nuevo Touchpad que permite al usuario desplazarse con mayor agilidad tanto en la interfaz, como en el juego, además de incorporar el sistema de sensibilidad al movimiento six-axis.

Por otra parte, los cambios en el mando de la consola de Microsoft han sido menos llamativos, tratándose de una pequeña evolución del actual controlador de la Xbox 360. Los botones han sido retocados ligeramente para proporcionar un mejor agarre, así como una pequeña modificación de la cruceta para resultar más cómoda al jugador. Los cambios más importantes son la sustitución del botón de "back" y "start" por "view" y "menu". De lo que sí puede presumir este nuevo controlador es de resultar mucho más ligero al usuario.

PlayStation Eye Vs Kinect

Uno de los imprescindibles de la nueva Xbox One será Kinect, el cual se convertirá en una parte esencial de la consola. El diseño del periférico se integra con la nueva imagen de la Xbox One, todo ello de líneas rectas como ya hemos mencionado. La cámara será capaz de graba vídeo Full HD (1080 p) a 60 fotogramas por segundo, así como aumentar el ángulo visual en un 60%. Por otra parte, la nueva versión de Kinect será capaz de reconocer hasta seis jugadores frente a los dos que permite en la actualidad. Además el reconocimiento es mucho más preciso y potente gracias al uso de un rayo de luz infrarroja modulada. Otro de los imprescindibles de la nueva consola de Microsoft es nuestra propia voz, a través de la cual podremos controlar tanto la interfaz como los propios juegos mediante órdenes directas.

Por su parte, la consola de Sony incorporará el periférico PlayStation Eye, del cual todavía no se saben demasiados detalles. Podemos afirmar que dispondrá de doble cámara con una resolución de 1280 x 800 píxeles, 4 micrófonos y ángulo de visión de 85 grados. Al igual que en Kinect, PS Eye permite el reconocimiento de gestos y seguimiento del cuerpo de los usuarios. La gran novedad es la capacidad de tomar fotos y vídeos en 3D. Veremos si de la misma forma que para la Xbox One, Eye pasará a ser un imprescindible de la nueva consola de Sony.

Un centro de entretenimiento

Microsoft dejó claro durante la presentación de la nueva consola, que pasará de ser una máquina dedicada al juego a convertirse en un centro de entretenimiento para el hogar, combinando los servicios de televisión y aplicaciones con las funciones originales. De esta forma, estarán presentes en la Xbox One servicios para el visionado de contenido audiovisual como , contenidos televisivos y la interacción con otros servicios de Microsoft, es decir, aquellos dispositivos que incorporen Windows Phone 8. Lo que pretende la compañía es unificar todos estos servicios en un único dispositivo, facilitando además el visionado de múltiples contenidos en una sola pantalla, como navegar y ver la televisión a pantalla partida.

Sony tampoco se quiere quedar atrás en esto de ser un dispositivo de entretenimiento unificado, por ello la compañía ha incorporado servicios como Hulu o Netflix para disfrutar de contenidos audiovisuales, así como la posibilidad de realizar videoconferencias y chats a la vez que los usuarios disfrutan de sus juegos. Otras de las aplicaciones que encontraremos en la nueva PlayStation serán algunas como Amazon y Facebook. Por otra parte, la compañía ha destacado el mundo de posibilidades que ofrece la nube, gracias a PlayStation Network o Gaikai.

El corazón: los juegos

Uno de los elementos primordiales para ambas consolas son los títulos de los que vendrán acompañadas. Microsoft por su parte recibirá el respaldo de grandes títulos de EA como FIFA 14, NBA Live 14, Madden 25 y UFC. Uno de los grandes esperados será el próximo Call of Duty Ghost, cuyo lanzamiento de expansiones será exclusivo para Xbox One durante un tiempo (lo que prevemos que pondrá los dientes largos a los usuarios de PlayStation). Otras de las ventajas será la exclusividad de 8 nuevas franquicias y 15 títulos previstos para el primer año de vida de la consola, como Forza Motorsport 5 o Quantum Break. Uno de los grandes títulos que tendrá que compartir con su fiel rival Sony será la llegada de Assassins Creed IV Black Flag del gigante Ubisoft.

Menos sabemos sobre los títulos que acompañarán a la PS4, pero entre ellos conocemos algunos como Killzone Shadow Fall, Deep Down y Diablo III.

Conexión a internet permanente dependiendo de la empresa desarrolladora

Uno de los grandes rumores que tenía en vilo a la comunidad de Microsoft era la conexión permanente a Internet, a lo que la compañía ha respondido que esta decisión caerá en las manos de las empresas desarrolladoras de juegos. Lo que esta claro es que esta decisión optimizaría la convivencia entre los servicios en la nube y los juegos. Pero la compañía conoce de cerca las dificultades que esta decisión supone, por lo que los usuarios podrán disfrutar de la consola sin necesidad de estar permanentemente conectados.

Disponibilidad y precio

Ninguna de estas cuestiones posee a día de hoy una respuesta firme, aunque suponemos que la llegada al mercado de ambas consolas tendrá lugar a finales de 2013 en un lanzamiento a nivel global. Esperamos disponer de datos precisos en la celebración del E3, que tendrá lugar a partir del 10 de junio de este año.

Más información en ElOtroLado.