Kids Brain utiliza el ábaco para mejorar cálculo e inglés

Técnicas centenarias para mejorar en matemáticas

Alumnos en una de las clases de matemáticas en inglés de Kids Brain.
Alumnos en una de las clases de matemáticas en inglés de Kids Brain.

Las matemáticas provocan no pocos escalofríos entre los alumnos y padres españoles. En el último informe PISA, correspondiente a 2009, los escolares españoles alcanzaron en la prueba de matemáticas 480 puntos, tres puntos por encima de la anterior edición pero por debajo aún de la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que se situó en 496.

Para acabar con esta situación, en los últimos años han surgido en España propuestas educativas basadas en métodos didácticos orientales. Una de ellas es el ábaco, un instrumento tradicional para realizar cálculos que proviene originalmente del sudeste asiático. Kids Brain ha recurrido al ábaco para crear un programa en el que se potencian las habilidades matemáticas para que los niños sean capaces de realizar operaciones de varios dígitos mediante la visualización del ábaco, sin necesidad de tenerlo en sus manos. Eso sí, en inglés, convirtiendo la enseñanza de este idioma en una herramienta más que en un fin en sí mismo.

La empresa, fundada por Raúl Morales y el empresario de origen indio Raju Shivdasani, se puso en marcha hace año y medio. En la actualidad cuenta con 13 establecimientos en España en régimen de franquicia y unos 700 alumnos, que se incrementarán hasta 2.500 el próximo curso escolar gracias a los acuerdos con colegios. Además, ha recibido varias peticiones para la apertura de nuevas franquicias en países de América Latina, como El Salvador y Costa Rica. Un crecimiento que pasa, según Morales, por crecer también en los centros educativos, mediante la integración del programa en las asignaturas o impartiéndolo como actividad extraescolar, y en un futuro en países de habla inglesa, fomentando además el aprendizaje del castellano.

El método utilizado por Kids Brain está dirigido a niños de entre cinco y 14 años, aunque desde la empresa aseguran que la mejor edad para comenzar en el aprendizaje del ábaco es entre los cinco y los 11 años.

Un método llegado de Malasia
Kids Brain no es la única empresa que oferta el aprendizaje del ábaco a nuestros estudiantes, pero sí la única española. Aloha Mental Arithmetic y Ucmas, ambas de origen malasio, están presentes también en territorio nacional y cuentan con una importante expansión internacional que las ha llevado a estar presentes en los cinco continentes con sus modelos educativos alternativos enfocados a evitar el fracaso escolar.

Kumon es otra de las empresas que ofrecen herramientas de aprendizaje para el cálculo y la lectura. Su creación se remonta a hace más de 50 años cuando el profesor Toru Kumon creó un sistema de apoyo para la educación de su hijo. Desde la compañía aseguran que sus programas de enseñanza “buscan fomentar el autoaprendizaje y potenciar la confianza en uno mismo” con unos materiales educativos que no precisan la explicación continua del profesor y que ayudan a crear hábitos de estudio continuos, dado que precisan de la elaboración diaria de ciertas tareas. Kumon está presente en 48 países y cuenta con más de 25.000 centros, 230 de ellos en España, de los que seis son propios.

La pizarra digital sigue ganando peso en las aulas

A pesar de la vuelta de técnicas tradicionales a las aulas para potenciar el aprendizaje infantil, la presencia de las nuevas tecnologías en las aulas es cada vez más fuerte y son cada vez más los colegios que apuestan por la pizarra digital, tableta u ordenador para impartir algunas de sus clases. Una de las empresas que suministra tecnología a las instituciones educativas es StudyPlan, compañía cien por cien española y fundada en 1991. Su director, Stephen England, declara que “es el principio del fin para los libros de papel en el colegio” y recuerda que todas las editoriales ofrecen ya los textos educativos también en versión digital.

¿Hasta qué punto serán digitales las clases? England afirma que dependerá de los colegios y de cada profesor, dado que son ellos los que deciden que porcentaje de sus enseñanzas se realiza con el tablet y que otro se mantiene con libros, cuadernos y lápices. Por el momento, sus materiales están disponibles en 100 aulas españolas, que serán 500 a partir del próximo curso escolar, un 1% de las aulas de educación reglada del país.

StudyPlan no está sola en el campo de la educación, dado que empresas tecnológicas como Samsung o Toshiba también están apostando por este negocio. Un sector que, como otros, se ha visto afectado por la crisis económica y los recortes presupuestarios. England reconoce que hace unos años la empresa vendía más en colegios públicos a través de concursos, pero que ahora es en los concertados y privados donde se concentra la mayor parte de la demanda.

Normas
Entra en El País para participar