Comercializa los productos de la multinacional en el país

Pescanova Brasil pide protección judicial frente a sus acreedores

Barco factoría del grupo Pescanova.
Barco factoría del grupo Pescanova.

La filial de Pescanova en Brasil ha solicitado el concurso de acreedores, según ha comunicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La empresa ha presentado ante los tribunales brasileños la solicitud de inicio de procedimiento de recuperación judicial, que se encuentra actualmente en trámite de ser admitida.

La filial carioca está situada en Río de Janeiro y comercializa productos de la multinacional pesquera en el país, además de producir tilapia, un pez de origen africano desde la región de Pernambuco.

Pescanova, que precisa liquidez, recibirá previsiblemente el crédito urgente de 55 millones la próxima semana, después de que Deloitte, administrador concursal, analice las condiciones y el juez dé el visto bueno a la operación, según informaron a Europa Press en fuentes conocederoras del proceso.

En concreto, los bancos españoles integrantes del extinguido 'stering committe' (Bankia, Sabadell, Popular, NCG Banco y Caixabank) respaldarán esta inyección de capital, a la que se sumarán Santander, BBVA y Bankinter, además de Deustche Bank, también integrante del 'núcleo duro' junto a Royal Bank of Scotland (RBS), que ha desistido de su intención inicial de socorrer a la compañía.

La firma gallega ya confirmó a principios de este mes que la filial Chile S.A. había sido declarada en quiebra el pasado 2 de mayo por un juzgado chileno. Pesca Chile se dedica a la pesca, además de procesar y comercializar productos marinos, principalmente merlúcidos y otras especies de profundidad.

Pocos días después, la filial de Pescanova en Argentina, Argenova, solicitaba ante un juzgado de Buenos Aires el concurso de acreedores. Sin embargo, tras alcanzar un acuerdo entre el Gobierno argentino y la multinacional pesquera la planta seguirá abierta y mantendrá a sus 44 trabajadores.

Normas