La colocación se produce a 2,11 euros por título, frente a los 2,14 del cierre de mercado

NCG vende el 5,2% de Sacyr por 48,7 millones

La entidad sale de la constructora tras el abandono en marzo del inversor Juan Abelló

JB Capital Markets ha ejecutado el mandato de venta entre inversores cualificados

La acción cerró la jornada en 2,14 euros por título

A la segunda fue la vencida. NCG vendió el 5,2% de Sacyr el viernes y dio por zanjada la historia de las cajas gallegas en el capital de la constructora. Anteriormente, en el mes de marzo, ya se planteó seriamente la opción de desinvertir, aunque la indecisión del FROB, propietario del 90,57% de la entidad, sirvió en bandeja la oportunidad y el inversor (el fondo Taube Hodson Stonex) a Juan Abelló, ex vicepresidente de la compañía. Este último se desprendió del 9,6% de la constructora con fuertes minusvalías.

La sociedad de valores JB Capital Markets volvió a ser la encargada de colocar los 23 millones de acciones de Sacyr, representativas de un 5,2 % del capital social. El bloque fue ofrecido entre inversores cualificados y fuentes del mercado aseguran que con este nuevo movimiento se ha dado entrada a distintos fondos extranjeros. JB Capital Markets comunicó a la CNMV que las acciones tuvieron un precio unitario de venta de 2,111 euros, lo que eleva la operación hasta los 48,7 millones.

De este modo, NCG se ha ido con un descuento del 2% sobre la cotización y ha aprovechado buena parte del rally alcista de Sacyr, que se ha colocado en mayo como la empresa de mejor comportamiento del Ibex, con una revalorización del 35,6%.

SACYR 2,06 -3,42%

La marcha de Abelló de Sacyr, última operación de relevancia en el capital, se zanjó a 1,6 euros por título. La acción del grupo constructor ha evolucionado desde entonces, hasta cerrar la sesión de este viernes a 2,14 euros. NCG ha obtenido los citados 2,11 euros, un terreno en el que Sacyr no transitaba desde hacía un año.

La entidad financiera contaba con dos sillones en el consejo de Sacyr, ocupados por Fernando Vázquez de Lapuerta y Luis Caramés Viéitez. Una posición que refleja el peso que tuvieron las cajas gallegas en el grupo que preside Manuel Manrique. En la actualidad, accionistas con más cuota en Sacyr, como Grupo Fuertes y el empresario de la construcción José Moreno, apenas cuentan con un puesto en el órgano de decisión.

Un capital flotante del 50% que requiere cambios en el consejo

La salida de NCG de Sacyr deja dos vacantes en un consejo de administración copado por dominicales. Hasta el viernes, 11 de los 13 consejeros representaban al 56% del capital. Tras la desinversión del banco gallego, el free float baja casi hasta el 50% y se mantienen dos dominicales (Matías Cortes y Diogo Alves Diniz Vaz Guedes) frente a nueve dominicales.

La situación, que contraviene claramente los distintos códigos de buen gobierno, podría solventarse en la próxima junta de accionistas, fijada para el 27 de junio.

El presidente de la constructora, Manuel Manrique, participaba horas antes de la desinversión de NCG en la junta de accionistas de Repsol, de la que es vicepresidente. Durante el acto tuvo que ausentarse durante unos 15 minutos. Hay quien atribuye su marcha a una llamada relacionada con la operación que se cernía sobre el capital de Sacyr. Otros, cercanos al presidente, hablan de un simple ataque de tos.

Normas