Informe anual del Consejo Económico y Social

El CES pide sacar del “ring” político la reforma de las pensiones

El organismo pide que se diferencie el déficit estructural del coyuntural

El informe muestra como la brecha entre autonomías sigue ampliándose

Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social
Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social

El presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, puso en valor ayer el acuerdo del Pacto de Toledo de 1995 y recomendó “sacar del ring político” la futura reforma de las pensiones.

Durante la presentación a los medios de la Memoria 2012 del CES, Peña se mostró convencido de que lo mejor es que cualquier decisión en torno a las pensiones se haga “como está previsto”. Ante el informe de los expertos elegidos por el Ejecutivo para definir el “factor de sostenibilidad” del sistema de las pensiones, que posteriormente será estudiado en la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, el CES recomienda “diferenciar” lo que es el déficit estructural del coyuntural.

En este sentido, el consejero del CES y coordinador de la memoria, Jesús Cruz, consideró importante que los expertos “acierten” en diferenciar esos aspectos. Cruz recordó que la Seguridad Social ha perdido más de tres millones de cotizantes y eso, como otras cuestiones, “repercute coyunturalmente” en el sistema, y por tanto requiere medidas coyunturales.

Por su parte, Peña exigió serenidad ante cualquier decisión y recordó que cuando se hicieron las primeras previsiones en materia de pensiones, en 1995, todos los expertos apuntaban a que en 2010 se produciría la debacle. “Ahora se habla de 2060”, apuntó.

La memoria, que se aprobó prácticamente por unanimidad salvo una abstención, está dividida en tres apartados que analizan el panorama económico, el laboral y el de protección social.

Un aspecto destacado del informe, según Peña, es que se están “profundizando” los efectos de la dispersión entre autonomías en el periodo 2008-2012. Como ejemplo, en ese período el PIB per cápita en Castilla La Mancha cayó el 9,2 % y en Murcia el 8,9 %, frente a los descensos en el País Vasco, del 0,4 % o en Castilla-León, del 1,1 %.

Normas