Unas 350 empresas españolas, en cartera

El capital riesgo tiene lista pólvora para Europa

Goldman Sachs estima que hay 100.000 millones de dólares en manos de fondos para invertir en Europa.

"Hay dinero de sobra”, afirma Olaf Diaz-Pintado, responsable de banca de inversión de Goldman Sachs para España y Portugal, “lo que no hay son tantas oportunidades”. Según las estimaciones que baraja el banco estadounidense, los mayores fondos de inversión de capital riesgo del mundo tienen listos 100.000 millones de dólares para invertir en Europa. “Eso sin apalancamiento, con deuda, pongamos de uno a uno, la cifra podría doblarse”, comentó el ejecutivo de Goldman Sachs en un encuentro con periodistas celebrado el miércoles en Madrid.

El pasado año la industria del capital riesgo realizó operaciones en Europa valoradas en 162.000 millones de dólares, aproximadamente la mitad de las que firmó el sector en el año 2007. Según las estimaciones de Goldman Sachs ahora hay en Europa 350 compañías en las carteras del capital riesgo con un valor superior, cada una, a los 500 millones de dólares, y cerca del 60% de ellas fueron adquiridas por las firmas de inversión en el año 2008 o antes, por lo que el momento de la desinversión “es inminente”.

En la última década, calcula Diaz-Pintado, en España se han llevado a cabo 40 operaciones con un valor superior a los 400 millones de dólares.

En 2012 la inversión de sociedades de capital riesgo en España ascendió a 2.525 millones de euros, en 830 operaciones, según datos de la asociación española que reune a la mayoría de las empresas que operan en este sector, Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo, Ascri. En 2011 esa cifra fue de 3.233 millones de euros; en 2009 fueron 1.605 millones. Siete operaciones superaron el pasado año los 100 millones de inversión directa en empresas españolas (Atento, Maxam, USP Hospitales, Euskatel, Borawin y Portaventura).

Unos fondos que crean una “ventaja competitiva”

Las entidades de capital riesgo han estado señaladas desde que se desencadenara la crisis financiera de 2008. Sin embargo, un estudio de la consultora Frontier Economics quiere mostrar la otra cara de esta fuente de financiación.

Según el mismo, el capital riesgo “aumenta la inversión extranjera, mejora la innovación y potencia la productividad”. Frontier Economics se apoya en que entre 2007 y 2012 se invirtieron unos 250.000 millones de euros en 19.400 empresas de doce países europeos, el 80% de ellas con menos de 250 trabajadores. Sin embargo, en este punto el estudio también deja diferencias palpables. Más de la mitad de dichos fondos, unos 150.000, se repartieron entre Reino Unido, Alemania y Francia. Solo en el primero se invirtieron algo más de 70.000 millones en 3.100 empresas. En el caso de España, la cantidad fue de unos 15.000, repartidos en 900 empresas.

El estudio también defiende que entre 2006 y 2011, el valor de las patentes concedidas a empresas que tenían el apoyo de capital riesgo ascendió a unos 350 millones de euros. Además, sostiene que la financiación por esta vía puede resultar hasta nueve veces más efectiva que la realizada por los caminos ordinarios “en algunos sectores”, y hace aumentar la productividad por trabajador en las grandes empresas en un 6,9% en un período de seis años.

Por último, Frontier Economics defiende que el capital riesgo “sirve para crear empresas robustas y resistentes”, y que “algunos estudios sugieren que las entidades respaldadas por esta financiación “tienen hasta un 50% menos de posibilidades de fracasar que otra financiadas por otras vías”. José Carbajo, director asociado de la firma, cree que las aportaciones del capital riesgo “pueden suponer una contribución vital para el crecimiento en Europa”

2005, año dorado

En 2005 el volumen de inversión alcanzado por el capital riesgo en compañías españolas ascendió a 4.177 millones de euros. Fue el año en el que explotó el capital riesgo en España, el año en el que se llevaron a cabo adquisiciones como las de Amadeus, Cortefiel, Panrico o Auna, y operaciones como las exclusiones de Bolsa de Recoletos, Amadeus y Cortefiel. Antes la industria del capital riesgo en España suspiraba por llegar a ver alguna vez operaciones de cientos de millones de euros.

Ahora, con la capacidad que tienen grandes fondos de inversión de entidades como Goldman Sachs, Advent, CVC o Carlyle, ¿volverán las grandes operaciones de capital riesgo a España? “Hay mucha gente buscando oportunidades”, advirtió Diaz-Pintado.

En opinión del ejecutivo de Goldman Sachs en los últimos meses “se ha reducido la imagen de riesgo país”, lo que podría facilitar la toma de decisiones de inversión en compañías españolas. Además señaló que las valoraciones de las compañías es buena y que todo esto se mezcla con una situación de tipos de interés al mínimo histórico, tanto en Estados Unidos como en Europa, y la necesidad de algunos empresarios de desinvertir.

Normas