Los empleados no podrán adquirir o alquilar activos de la sociedad

Sareb aprueba un código de conducta que regula conflictos de intereses

Belen Romana, presidenta de Sareb.
Belen Romana, presidenta de Sareb.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha aprobado un código de conducta para sus empleados y personas involucradas en sus operaciones que regula los conflictos de intereses, previene prácticas delictivas y el uso de información privilegiada. El código entró en vigor el 20 de mayo, aunque se ha dado a conocer hoy. Su incumplimiento puede dar lugar a sanciones disciplinarias.

Según la nota de prensa, las normas de este compendio, cuyo incumplimiento puede acarrear sanciones disciplinarias, “están basadas en los diez principios en materia de derechos humanos, normas laborales, medioambiente y anticorrupción contenidos en el Pacto Mundial de las Naciones Unidas”.

Los concernidos por este código deberán suscribir anualmente una declaración y están obligados a identificar a las personas físicas o jurídicas con las que compartan intereses económicos.

Los que dispongan de información reservada no podrán adquirir o alquilar inmuebles a disposición de Sareb y los empleados que sospechen que se está utilizando este tipo de datos para provecho propio están obligados a efectuar la correspondiente denuncia. Esta prohibición, además, se hace extensiva a los miembros de su entorno familiar más inmediato.

El Código de Conducta establece la adopción de varias medidas para evitar que la empresa se vea envuelta en operaciones o transacciones vinculadas con actividades delictivas, como el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo, el fraude o cualquier forma de corrupción.

El código también prohíbe la aceptación de regalos e invitaciones de clientes, proveedores, o cualquier otra persona física o jurídica que pretenda establecer relaciones de negocio con la compañía.

Además del código de empleados, se han desarrollado ya las normas que guían las relaciones con proveedores. En este sentido, se señala que Sareb "estructura sus procesos de compras bajo los principios de transparencia, concurrencia y no discriminación". También se indica que la sociedad promoverá la rotación y evitará la concentración de facturación en un mismo proveedor.

Normas
Entra en El País para participar