Análisis técnico

Resisten las primeras líneas de defensa

El Ibex soprendió ayer con su aguante en el peor momento. Salva los 8.287 puntos.

Todos los selectivos europeos respondieron en soportes.

Wall Street no se contagíó del miedo por el desplome de la Bolsa nipona.

LOS DOS ESCENARIOS DEL IBEX. Gráfico mensual del selectivo español en el que se ven los dos posibles escenarios para el medio plazo. El alcista necesita anular la figura de los tres cuervos negros que le viene frenando sobre los 8.625 puntos en los cierres mensuales y cruzar la directriz bajista del largo plazo. Se abrirían las opciones de terminar el HCH invertido, superando la clavicular sobre los 9.000300 puntos. El bajista, se confirmaría perdiendo los 7.700500 puntos, dando paso a la maldición que pide la figura alada de buscar nuevos mínimos tras un fuerte rebote. Cinco meses lleva el Campeador sin poder anular la figura, a pesar del rally alcista vivido en el resto de la renta variable. Si en mayo se vuelve a fallar, puede provocar un nuevo intento bajista de volver hacia los 7.700 puntos.
LOS DOS ESCENARIOS DEL IBEX. Gráfico mensual del selectivo español en el que se ven los dos posibles escenarios para el medio plazo. El alcista necesita anular la figura de los tres cuervos negros que le viene frenando sobre los 8.625 puntos en los cierres mensuales y cruzar la directriz bajista del largo plazo. Se abrirían las opciones de terminar el HCH invertido, superando la clavicular sobre los 9.000/300 puntos. El bajista, se confirmaría perdiendo los 7.700/500 puntos, dando paso a la maldición que pide la figura alada de buscar nuevos mínimos tras un fuerte rebote. Cinco meses lleva el Campeador sin poder anular la figura, a pesar del rally alcista vivido en el resto de la renta variable. Si en mayo se vuelve a fallar, puede provocar un nuevo intento bajista de volver hacia los 7.700 puntos.

Sesión de fuertes descensos en Europa con inesperado protagonista, el Campeador. Aprovecharon los bajistas el shock producido por el súbito desplome de la Bolsa nipona, para intentar comenzar la esperada corrección. Las bolsas europeas se dejaron llevar por el vértigo, hasta alcanzar los primeros soportes relevantes que resistieron sin problemas. En algunos índices ni se tocaron. A cierre, a excepción del César italiano, acabaron alejándose de mínimos de la sesión. En Wally, tras la vuelta en el día previa, los toros no perdieron los papeles. Ligeros descensos sin ceder las primeras líneas de defensa.

Estar por ver, si el violento zarpazo dejará un techo temporal en la renta variable, para dar paso a una corrección de cierta entidad o es sólo un susto que será solventado en pocas sesiones. La amalgama de escenarios que cohabitan en los mercados hace que no se pueda descartar nada. Conviven desde la subida libre absoluta de los índices más importantes, Dax y S&P 500, hasta la debilidad del Ibex que de momento, no ha podido superar la directriz bajista del largo plazo como ya hizo el resto de sus homólogas.

En principio, la fuerza que trae la extensa ofensiva alcista invita a pensar que no serán muy profundas las caídas. Podrían acabar en un movimiento para dibujar alguna figura de continuidad alcista o bien un lateral de consolidación. Tras purgar la sobrecompra, se retomarían los ascensos más pronto que tarde. Los soportes y las próximas velas que dejen sobre ellos, nos irán diciendo si los osos vienen con fuerza suficiente como para hacer verdadero daño.

El Campeador tuvo ayer la mejor sesión de la semana. En el peor momento sacó la bravura y se puso al mando de Europa para reducir al máximo los daños infligidos por los bajistas. Contracorriente, pura esencia del selectivo español. De mostrar la más absoluta debilidad en lo momentos de gloria alcista a ser el más resistente en los duros zarpazos bajistas. Abrió la jornada como el resto, con un fuerte hueco bajista que se tragó los dos primeros soportes en los 8.366 y 8.287 puntos. El Ibex amanecía en los 8.267 puntos con un soberano batacazo que superaba -2%.

Pero rápidamente y por sorpresa, los alcistas empezaron a atacar con fuerza, en busca de reconquistar los dos soportes perdidos. En el resto de Europa no levantaron cabeza en todo el día con descensos superiores al -2%. Fuertes combates en el Campeador con violentos movimientos entre los dos soportes durante la sesión, con mínimos sobre los 8.244 y máximos en los 8.356 puntos. Cerraba en los 8.343 puntos cediendo un -1,40%.

Fue el selectivo europeo más incisivo y el que menos daño sufrió ayer. Trazó una sólida vela verde salvando la importante media móvil de las 50 sesiones, situada junto al soporte de los 8.287 puntos. La parte superior quedó ligeramente por debajo del primer soporte de los 8.366 puntos y dentro de la posible bandera de consolidación. Los toros han respondido con eficacia en zona una importante y en un escenario muy adverso. Su primer objetivo será cerrar el hueco bajista abierto sobre los 8.462 puntos para anular la iniciativa de sus adversarios y no ceder en ningún caso los 8.287/50 puntos. Ayer quedó clara la importancia de esos niveles de soporte.

Europa

En el resto del continente, lo más importante fue también la respuesta alcista sobre los primeros soportes relevantes en todos los selectivos, tras el fuerte gap bajista. El Emperador europeo mantuvo el soporte de los 2.750/60 puntos tras perder los 2.800 puntos, nada más iniciar la sesión. Marcó mínimos sobre los 2.757 puntos para acabar sobre los 2.776 puntos con un descenso del -2,05%. Trazó una extensa vela roja con larga sombra inferior después del hueco bajista. Veremos si los osos mantienen la presión y logran conquistar el primer soporte en próximas sesiones. Llevaría al Eurostoxx hacia los 2.700 puntos, junto a la media móvil de las 50 sesiones. Por arriba, los toros tendrán que cerrar el gap en los 2.835 puntos superando previamente los 2.805 puntos.

El Káiser germano cerró la sesión ligeramente por debajo de la parte superior del doji dejado el pasado día 10 en los 8.358 puntos. Los mínimos tocaron los 8.281 puntos para terminar en los 8.351 puntos con un descenso del -2,10%. Trazó una vela con ligero cuerpo real rojo y extensa sombra inferior. Mientras los blindados mantengan los 8.200 puntos y la media móvil de las 20 sesiones, el golpe bajista no pasará a mayores. Por debajo de esos niveles, los osos si podrían hacer daño en busca de los 8.000/080 puntos. Como el resto de índices, sólo cerrar el hueco bajista sobre 8.530 puntos, anularía la reacción de los osos.

La sólida vela bajista que trazó el Gentleman británico perforó ligeramente la primera defensa alcista en los 6.669 puntos, trazando mínimos nueve puntos más abajo durante el asedio. Al finalizar la sesión se salvó, cerrando sobre los 6.696 puntos con un descenso del -2,10%. No habrá serios problemas en el selectivo inglés mientras los alcistas no entreguen a sus adversarios los 6.600 puntos y la media móvil de las 20 sesiones.

El general De Gaulle se sujetó sobre la media móvil de las 20 sesiones, tras engullir el gap bajista los 4.000 puntos. Dejó una pequeña peonza verde, con mínimos en los 3.940 puntos, para cerrar en los 3.967 puntos, con un descenso del -2,07%. Los 3.900 puntos quedan fuera de alcance de los bajistas de momento. Por debajo, los osos abrirían la puerta hacia la media móvil de las 50 sesiones y los 3.800 puntos. La legión francesa deberá recuperar los 4.000 puntos para intentar cerrar el hueco bajista.

Cierre sobre el mismo soporte de los 17.000 puntos en el César italiano. Fue el único selectivo europeo que terminó en los mínimos de la sesión. Trazó una sólida vela roja con sombra inferior que le hizo perder un -3,06% y la media móvil de las 20 sesiones. Veremos si los bajistas logran derribar el importante soporte en próximas sesiones. Podría traer fuertes descensos adicionales en busca de los 16.500/400 puntos. El primer objetivo alcista será volver a recuperar la mencionada media móvil sobre los 17.162 puntos y superar los 17.300 puntos para intentar el cierre del hueco sobre los 17.545 puntos.

Wall Street

Los índices americanos se mantuvieron firmes sin dejarse llevar por los nervios. El general Custer mantuvo los 1.650 puntos a cierre de sesión tras marcar mínimos en los 1.636 puntos. Cedió un limitado -0,29%, trazando un limpio doji cuya parte inferior se acercó a la media media móvil de las 20 sesiones. Eficaz respuesta alcista tras la figura de vuelta del día previo. Veremos si los toros levantan una sólida vela tras el mencionado doji o los osos logran cerrar por debajo, para ir en busca del importante soporte de los 1.600 puntos junto a la parte inferior del canal alcista.

El Nasdaq Composite se recuperó en la jornada de ayer, tras abrir con hueco a la baja en busca de la media móvil de las 20 sesiones y de los 3.400 puntos. Trazó mínimos sobre los 3.422 y acabó cubriendo el hueco, cerrando sobre los 3.459 puntos con un mínimo descenso del -0,11%. Sólida vela verde que muestra el rechazo a caer para cubrir el importante gap entre los 3.370/40 puntos. Mientras los osos no cierren ese gap, no habrá riesgo para volver a los 3.300/200 puntos.

Normas