El anteproyecto de la reforma local lo prohibía expresamente

Hacienda permitirá que los alcaldes de pueblos pequeños cobren un sueldo

La medida beneficiará a alcaldes de municipios de menos de 1.000 habitantes

La FEMP negociará con el Gobierno el coste máximo de los servicios públicos

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, saluda al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Santander, Íñigo de la Serna.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, saluda al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Santander, Íñigo de la Serna. EFE

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ha comprometido hoy ante la Federación Española de Municipios y Provinicas (FEMP) a modificar algunos de los aspectos del Anteproyecto de Ley para la Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. La futura norma permitirá que los alcaldes de municipios inferiores a 1.000 habitantes tengan derecho a cobrar algún tipo de retribución que todavía está por determinar. Una posibilidad que Hacienda había vetado de forma expresa en el primer borrador del anteproyecto de ley.

Los alcaldes de municipios superiores a 500.000 habitantes no podrán cobrar más que un secretario de Estado (en torno a 100.000 euros anuales). A partir de ese nivel, la retribución irá descendiendo en función de la población. En principio, el salario de un alcalde de un pueblo de 1.000 habitantes equivaldrá entre el 10% y el 20% del sueldo de un secretario de Estado.

Por otra parte, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, ha confirmado que desaparecerá de la reforma local el artículo que contemplaba la intervención específica de los municipios de menos de 5.000 habitantes en caso de que superaran los límites de deuda o que sus necesidades de financiación no superen el 5% de sus ingresos no financieros en dos ejercicios presupuestarios consecutivos. En cualquier caso, Beteta recordó que la vigente Ley de Estabilidad Presupuestaria contempla la intervención de cualquier ayuntamiento en caso de que registra un déficit abultado y no sea corregido.

Hacienda mantiene su idea de establecer un coste estándar por la prestación de servicios locales, que no podrá ser superado por los municipios. En caso contrario, los pueblos con menos de 20.000 habitantes perderán sus competencias a favor de la Diputación provincial correspondiente. En cualquier caso, el Gobierno central ha aceptado, tal y como pedía la FEMP, que los municipios participen en la elaboración de ese coste estándar.

Con datos de 2012, el 92% de los ayuntamientos pequeños perdería competencias ya que ofrece sus servicios de forma "ineficiente". En cualquier caso, fuentes del Gobierno de Mariano Rajoy aseguran que las medidas de ahorro y los cambios en la gestión municipal aplicadas en los últimos meses provocarán que un gran porcentaje de ayuntamientos pase el examen de Hacienda.

A pesar de que el Ejecutivo central ha aceptado algunas de las propuestas de la FEMP, las divergencias todavía se mantienen. En este sentido, los municipios se oponen a la idea de Hacienda de limitar las autorizaciones administrativas que conceden los ayuntamientos para iniciar una actividad. Beteta señaló que entendía la postura de los entes locales, pero añadió que, ahora, la prioridad es fomentar el crecimiento económico.

Normas