Anthony Penel, gestor del fondo Edmond de Rothschild Euro Leaders

En busca de cotizadas líderes en la zona euro

Anthony Penel, gestor del fondo Edmond de Rothschild Euro Leaders.
Anthony Penel, gestor del fondo Edmond de Rothschild Euro Leaders.

La renta variable de la zona euro se viene situando como de uno de los activos “menos queridos” por los inversores en el último par de años. Al calor de la incertidumbre generada por las autoridades monetarias y políticas europeas y el mal desempeño económico, no resulta extraño encontrarse con estadísticas como las proporcionadas por el gestor de esta semana, en las que se muestra cómo los gestores de activos se han venido situando enormemente infraponderados en acciones de la zona euro. Las estadísticas, obtenidas de las encuestas de asignación de activos de BofA Merrill Lynch, revelan como el nivel de infraponderación ha sido equivalente al alcanzado en la segunda parte del año 2008 y primera parte del año 2009, el peor momento de la Gran Recesión.

 El comportamiento de los mercados de Bolsa de la zona euro también ha sido, en consonancia, muy pobre en términos relativos. Sin embargo, desde que el riesgo sistémico quedara mitigado con las palabras de Draghi en agosto del año pasado, los índices muestran una tendencia de recuperación alcista. Además, en los últimos tiempos los datos de flujos de dinero en la clase de activo han mostrado una mejora muy sustancial. Anthony Penel, gestor de Bolsa europea de la gestora Edmond de Rothschild Asset Management, defiende además que a pesar de todo el ruido de negatividad que rodea esta área geográfica se están realizando importante ajustes (destacando el de las economías de la Europa periférica en factores como devaluación de salarios o mejora de balanzas comerciales) y los balances de las compañías europeas son lo más robustos que han sido en muchos años.

Centrándonos en el fondo de Bolsa de la zona euro que gestiona Anthony Penel, Edmond de Rothschild Euro Leaders, destaca su estrategia centrada en la búsqueda de las compañías líderes del mañana. Estas compañías se caracterizan, según el gestor, por disfrutar de barreras de entrada, elevadas cuotas de mercado en mercados en expansión, buen momentum de ventas con márgenes al alza y poder para fijar precios. Aunque algunas de estas características pudieran sonar a las que buscan los llamados gestor “valor” (aquellos que buscan compañías infravaloradas) se trata de un fondo de estilo crecimiento (busca compañías con ventas y beneficios rápidamente crecientes).

Así, el gestor busca compañías que ya son líderes establecidos pero que gracias a características como marca poderosa, innovación y otras están en posición ideal para continuar creciendo sus beneficios de manera constante. También compañías no líderes en su sector todavía pero en fuerte desarrollo gracias a su exposición a mercados en fuerte crecimiento, reestructuraciones o productos innovadores. Por último, busca empresas líderes en sectores nicho con ventajas competitivas que les permiten generar márgenes elevados y crecientes.

Uno de los problemas que suelen encontrarse con los fondos de estilo crecimiento en general es que el tipo de compañías que buscan resulta atractivo no sólo para ellos sino para muchos otros inversores, con lo que los precios en ocasiones se disparan hasta niveles muy elevados en los que, a pesar de que el fuerte crecimiento efectivamente se termine materializando, el rendimiento puede ser escaso. El señor Penel aduce que no olvida en su análisis la importancia de no pagar precios excesivos. Además, otra medida útil es la de fijar estrictos precios objetivos para cada acción, por lo que si esta dispara su cotización y alcanza dicho precio, automáticamente la vende sin caer en la tentación de aguantar el valor en cartera.

El fondo, aunque se define como bottom up (selección de compañías individualmente), sí tiene presente una serie de temas estructurales en la sociedad y la economía que en su visión llevan aparejados crecimientos elevados. Apuesta por temas como el envejecimiento de la población, la emergencia de nuevos consumidores, el acceso a recursos naturales, la exportación de conocimiento industrial, el bajo coste o la innovación tecnológica.

Terminamos con un ejemplo de una compañía que refleja la filosofía de inversión de este fondo. Es la empresa austriaca ASML, que produce grandes máquinas y equipos para la producción de semiconductores. Su masa crítica y liderazgo tecnológico le han llevado a disfrutar de fuertes crecimientos anuales orgánicos hasta alcanzar una cuota del mercado del 80%.

EAFI Kessler & Casadevall Asesoramiento Financiero

Normas
Entra en El País para participar