Análisis técnico

El Ibex supera la decidofobia

El Campeador confirma la figura de giro al alza.

Europa anula las figuras bajistas de la semana pasada.

En Wall Street, el general Custer empieza a superar el canal alcista y los 1.650 puntos.

EL CAC EN BUSCA DE LOS MÁXIMOS DEL 2011. El selectivo francés se encuentra ya en las inmediaciones de los 4.000 puntos, alcanzando el objetivo mínimo del triple suelo trazado entre los 3.600 y los 3.800 puntos. Quedan como soportes. Superados los 4.000 puntos, la legión francesa podría ir en busca de la parte alta del canal alcista del largo plazo y luchar por los 4.169 puntos, altos anuales del año 2011.
EL CAC EN BUSCA DE LOS MÁXIMOS DEL 2011. El selectivo francés se encuentra ya en las inmediaciones de los 4.000 puntos, alcanzando el objetivo mínimo del triple suelo trazado entre los 3.600 y los 3.800 puntos. Quedan como soportes. Superados los 4.000 puntos, la legión francesa podría ir en busca de la parte alta del canal alcista del largo plazo y luchar por los 4.169 puntos, altos anuales del año 2011.

Importante movimiento ayer en el Campeador, confirmando la figura de vuelta alcista trazada el día anterior. Tras del extenso martillo previo, los toros lograron levantar una sólida y extensa vela al alza que rozó los 8.600 puntos. Con el mérito añadido de atacar en solitario, mientras durante gran parte de la sesión cundía la apatía en las Bolsas europeas. Si bien no había grandes descensos, tampoco muchas fuerzas para continuar la prolongada ofensiva. Fue el selectivo español el que acabó tirando de sus homólogas. Ni la apertura americana en negativo logró doblegar la decisión del Campeador.

Al iniciarse la sesión, los osos amagaron con echar por tierra la pauta con descensos que rondaron el -0,5%, alcanzando los 8.438 puntos. En Europa nadie parecía tomar la iniciativa. Fue tras la primera hora de negociación, soportando los zarpazos, cuando el Campeador tomó el mando de las operaciones. Los alcistas iniciaron un centelleante asalto que tras superar y testear los 8.500 puntos, le siguió un segundo sin apenas descanso. Alcanzó los 8.592 puntos pasado el mediodía.

La proeza de los toros empezaba a dibujarse. Ante el giro bajista en plena resistencia, con un martillo invertido y una sólida vela negra posterior, amenazando los 8.400 puntos, los toros respondían con la misma figura en sentido opuesto. Martillo y sólida vela al alza desafiando los 8.600 puntos. Las espadas volvían a estar en todo lo alto. Pero la falta de ímpetu en las Bolsas europeas que no terminaban de arrancar, dio esperanzas a los bajistas. Lograron parar la ofensiva, obligando a sus adversarios a relegarse de nuevo hasta los 8.509 puntos. La sólida vela diaria se desvanecía. Fue tras la apertura americana a la baja, cuando sorprendentemente los alcistas volvían a la carga con fuerza hasta alcanzar los 8.594 puntos.

El Campeador cerraba la brillante sesión en los 8.582 puntos con una merecida escalada del +1,27%. Ambos ejércitos han trazado las mismas armas en la lucha por la parte alta de la extensa bandera de consolidación. Los dos tienen sus opciones aunque la iniciativa ahora está en manos alcistas. Confirmado el giro de los toros, quedan los mínimos del martillo como sólido soporte para el estricto corto plazo, en los 8.366 puntos. El gran problema que se encuentra el Ibex para conquistar la resistencia y buscar máximos anuales, es la alta sobrecompra del resto de sus homólogas que ya lo hicieron. Si se toman un merecido descanso tras la eufórica ofensiva, el Campeador necesitará mucha de la bravura y la decisión exhibida ayer para superarlos.

Europa

El Emperador europeo logró superar la sombra superior del amenazante martillo invertido dibujado el viernes, sobre los 2.805 puntos. Queda anulada la posible estrella fugaz. A pesar de las dudas mostradas ayer, los toros vuelven a dar una nueva señal de fuerza y prosiguen la ofensiva. El Eurostoxx dibujó una sólida vela con ligera sombra inferior cerrando sobre los 2.809 puntos. El ascenso final fue del +0,5%. Los bajistas desaprovecharon su oportunidad de iniciar la corrección. Superando con claridad los 2.800 puntos, no hay resistencias relevantes hasta la parte alta del canal alcista del largo plazo, sobre los 2.880/900 puntos. Mientras se mantengan los 2.750/60 puntos, es el próximo objetivo de los toros. Más arriba, los máximos del año 2011 y los 3.077 puntos.

Hizo lo propio el Káiser germano con el peligroso y extenso doji trazado el viernes. Ayer fue superado por la mínima y queda cancelado. Fallo en el intento bajista de obligar a sus adversarios a replegarse. A pesar de la extensa vuelta en V de casi 1.000 puntos en el Dax, las velas vuelven a señalar la continuación de la subida libre absoluta. Los blindados ascendieron ayer un +0,28% hasta los 8.362 puntos, dibujando una pequeña peonza en forma de martillo. La parte inferior del segundo doji trazado el lunes pasado sobre los 8.217 puntos, queda como soporte para las próximas sesiones.

Sesión de descanso en el Gentleman con una ligera subida del +0,11% hasta los 6.993 puntos, trazando una pequeña peonza. El selectivo británico consolida tranquilamente antes de atacar los 6.700 puntos en busca de los máximos alcanzados en el año 2007, sobre los 6.751 puntos. Todo apunta a un inminente asalto a la dura resistencia mientras se mantengan los 6.600 puntos, donde los osos tendrán que responder. No habrá síntomas de debilidad en el corto plazo sin ceder los 6.500/33 puntos.

Misma situación en el general De Gaulle francés frente a los 4.000 puntos. Ayer la subida fue del +0,41% hasta los 3.982 puntos dibujando una sólida vela sin apenas sombras. Superado ese objetivo mínimo que le marca el triple suelo, la legión francesa tendría las puertas abiertas para alcanzar la parte superior del canal alcista del largo plazo y los máximos del año 2011 sobre los 4.169 puntos. La ruptura parece también inminente mientras los alcistas mantengan los 3.900/870 puntos. Más abajo quedan como soportes los 3.800 puntos y el gran muro de los 3.600 puntos para el medio plazo.

Por último, el César italiano continúo la gran ascensión y sin dar síntoma alguno de agotamiento en busca de la última resistencia sobre los 17.500/557 puntos. Ascendió un +1,02% hasta los 17.492 puntos trazando una sólida vela con ligera sombra inferior. La legiones parecen dispuestas a no dar tregua a sus adversarios y llegar hasta los 18.000 puntos, últimos altos anuales. Una espectacular ofensiva, tras la dura corrección que alcanzó los 15.000 puntos. Mientras mantengan los 17.000 puntos en las próximas sesiones, los toros tienen todas las opciones de llegar a lo más alto.

Wall Street

Nada nuevo en las Bolsas americanas. El general Custer sigue con la subida libre absoluta y enfrentándose sin vértigo a la parte superior del canal alcista sobre los 1.650/60 puntos. Ascendió un +0,51% hasta los 1.658 puntos, trazando una sólida vela al alza sin apenas sombras. No se denota agotamiento alguno sobre el gráfico, por lo que las subidas pueden seguir su curso a pesar del asombro de no pocos inversores. Soporte de corto plazo los 1.600 puntos.

El Nasdaq Composite también continuó ascendiendo y trazando nuevos máximos, sin dar muestras de bajar a cubrir el hueco de los 3.370/40 puntos. Ascendió un +0,26% hasta los 3.471 puntos dejando una pequeña y sólida vela al alza sin apenas sombras. Los 3.500 puntos están ya a tiro de los toros.

Normas