Crecimiento entre enero y marzo del 3,5% interanual

Las política monetaria de Japón surte efecto: el PIB crece un 0,9% trimestral, más de lo previsto

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, da un discurso durante un debate del comité de presupuestos de la Cámara Alta del Parlamento nipón.
El primer ministro japonés, Shinzo Abe, da un discurso durante un debate del comité de presupuestos de la Cámara Alta del Parlamento nipón. EFE

La economía de Japón registró un crecimiento entre enero y marzo de 2013 del 0,9% respecto al último trimestre de 2012, según reflejan los datos publicados por el Ejecutivo nipón, lo que se traduce en una expansión anualizada del 3,5%, el mayor ritmo entre los países del G-7, gracias al efecto de los estímulos monetarios y fiscales introducidos por el Gobierno de Shinzo Abe y el Banco de Japón.

la economía de Japón encadena dos trimestres consecutivos al alza, después de haber registrado una expansión del 0,3% entre octubre y diciembre, superando incluso las expectativas del consenso del mercado, que apuntaban a un crecimiento del 0,7%.

La aceleración del crecimiento de Japón se explica por la mejora registrada en el consumo privado, que representa un 60% del indicador final, que creció un 0,9% trimestral, frente al 0,4% del cuarto trimestre de 2012, mientras que el gasto público creció un 0,6%, una décima menos que entre octubre y diciembre de 2012. Asimismo, las exportaciones, que se han beneficiado de la depreciación del yen, experimentaron un crecimiento del 3,8%, en contraste con la caída del 2,9% observada en los tres últimos meses de 2012.

El primer ministro conservador Shinzo Abe puso en marcha desde la llegada al poderactivó una partida de gasto público valorado en unos 100.000 millones de euros y colocó al frente del Banco de Japón (BoJ) a Haruhiko Kuroda.

 Kuroda anunció en abril un paquete de medidas que incluyen una mayor compra de deuda pública y activos de mayor riesgo por parte de la entidad emisora para duplicar la base monetaria en dos años, lo que implica un ritmo de relajación monetaria muy agresivo e inédito en el archipiélago.

No obstante la llamada inversión corporativa o inversión de capital fijo no residencial, retrocedió un 0,7 por ciento con respecto al periodo octubre-diciembre, en lo que constituye el quinto trimestre consecutivo en el que este indicador registra un dato negativo.

Tras la presentación de los datos, el ministro de Estado a cargo de la Revitalización Económica, Akira Amari, dijo en rueda de prensa que el crecimiento trimestral muestra los efectos que han tenido las políticas del Gobierno Abe, y que la inversión del sector privado saldrá pronto de terreno negativo.

 

Normas