Quiere ser el buscador de cursos a medida más completo de habla hispana

Floqq, el ‘Ebay’ español de la formación, se instala en Silicon Valley

Su modelo de negocio ya es un éxito en EE UU con las plataformas Udemy y Lynda.com

Empleados de Floqq en su sede de Madrid, en Torrejón de Ardoz.
Empleados de Floqq en su sede de Madrid, en Torrejón de Ardoz.

Floqq.com, la start-up española que se autodefine como el eBay español de la formación, continúa con su plan de expansión. Esta plataforma de elearning, en la que se venden y se compran píldoras formativas —cursos breves y prácticos pensados para enseñar habilidades que demanda el mercado laboral y que no cubre la formación tradicional, según sus promotores— acaba de abrir su tercera sede en un año de vida.

Tras Madrid y Santiago de Chile, la compañía acaba de inaugurar sus instalaciones en Silicon Valley (una de las cunas mundiales de la innovación) con el objetivo, explican, de afianzarse como el buscador de cursos a medida más completo de habla hispana.

“Esta expansión al mercado de habla hispana de EE UU nos permitirá seguir ayudando a miles de personas que no tienen ni el tiempo ni la intención de invertir una gran cantidad de dinero en una formación ineficaz y cara. La solución es aprender de forma rápida y práctica las habilidades que necesitas cuando quieras y donde quieras”, dice Carlos González, cofundador de Floqq.

Según explica el directivo, el modelo de formación que ofrece Floqq ya es un éxito en EE UU con los ejemplos de Lynda.com, que recientemente logró una financiación por valor de 103 millones de dólares, y Udemy, donde se ofrecen más de 7.000 cursos en vídeo. “La mera presencia en el entorno más innovador del mundo, y el acceso a una red de mentores que incluye famosos emprendedores e inversores de internet, son las otras grandes ventajas de esta nueva sede en California”, subrayó González.

Floqq, que tiene su sede en un garaje en Torrejón de Ardoz (Madrid), cobraba hasta ahora un 15% por cada ticket que se venda de un curso, pero la compañía acaba de cambiar sus condiciones. "Ahora nuestro modelo se aproxima más al de la AppStore, y cobramos un 30% de lo que se venda a través de una promoción de Floqq, y si el profesor promociona su curso, no nos llevamos nada", explica Álvaro Sanmartín Cid, uno de los cofundadores. La compañía también ofrece cursos gratis.

La start-up española cerró a finales de 2012 una ronda de inversión privada de 405.000 euros, liderada por Cabiedes & Partners.

Normas