La operadora considera que no se ha alcanzado el volumen suficiente

Telefónica decide liquidar su filial de envío de remesas

El negocio se puso en marcha en 2010

Logotipo de Telefónica en la antigua sede de Gran Vía.
Logotipo de Telefónica en la antigua sede de Gran Vía.

Movimiento en Telefónica. La operadora ha decidido poner en liquidación su filial Telefónica Remesas, dedicada al negocio del envío de dinero.

Fuentes conocedoras del proceso explican que no se ha conseguido alcanzar un volumen suficiente que justifique la continuidad de la actividad, decidiéndose el abandono de la misma, proceso en marcha desde finales de marzo que está en fase de liquidación.

Estas fuentes indican que Telefónica Remesas es un proyecto que ha superado los dos años y medio de madurez y tras los cuáles se ha aprendido mucho del sector financiero y en particular de los envíos de dinero internacionales.

Asimismo, recuerdan que durante todo este tiempo se han intentado múltiples opciones, se ha llegado a varios acuerdos, tanto con money transfer internacionales como con corresponsales en países orígenes de inmigración importantes como Marruecos y Ecuador, se han puesto en servicio varios modelos de gestión del negocio, se ha incentivado la paquetización de estos servicios con los de telecomunicaciones en la venta a locutorios.

La puesta en marcha de esta filial tuvo lugar a principios de 2010, con el objetivo de diversificar los negocios. En el proceso, Telefónica pidió al Banco de España una licencia de remesadora. La compañía trató de sacar partido de su posicionamiento en el segmento de los locutorios. No obstante, la entrada de la operadora en el negocio tuvo lugar en un momento en el que la crisis económica se estaba agravando y en el que los envíos de dinero de los inmigrantes estaba en descenso.

Normas
Entra en El País para participar