Ambas suman 5,5 millones de euros
Adolf Todó, expresidente de Catalunya Banc, en una presentación de resultados de la entidad.
Adolf Todó, expresidente de Catalunya Banc, en una presentación de resultados de la entidad.

El Gobierno frena las pensiones del presidente y consejero delegado de Catalunya Banc

La Fiscalía de Barcelona investiga la legalidad de las remuneraciones de sus contratos previos a la intervención

El Gobierno no prevé pagar las pensiones que figuran en los contratos de Adolf Todó y Jaume Masana tras relevarlos de la dirección de Catalunya Banc, han confirmado fuentes cercanas al Ejecutivo.

Todó era hasta el viernes presidente de Catalunya Banc, y Masana consejero delegado, pero el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que controla el 100% de la entidad, les sustituyó para encarar la nueva etapa de la entidad financiera, y se ampara en que la Fiscalía de Barcelona está investigando la legalidad de las remuneraciones de sus contratos antes de la intervención de CatalunyaCaixa para no pagar sus pensiones, ha publicado este lunes 'El Mundo'.

Todó se incorporó a la entonces Caixa Catalunya --ahora CatalunyaCaixa tras fusionarse con Caixa Tarragona y Caixa Manresa--, en marzo de 2008 como director general, y accedió a la presidencia de Catalunya Banc en 2011.

Procedía de Caixa Manresa, de la que también atrajo a Jaume Masana como director general adjunto un mes después de incorporarse a Caixa Catalunya. Según sus contratos, a Todó le corresponde una pensión de jubilación de cerca de cuatro millones de euros, y a Masana de 1,5 millones por su trayectoria en la entidad.

Normas