Calculan que se mantendrá este año

Los concesionarios prevén que el mercado crezca un 9,5% en 2014

Su patronal, Faconauto, cree que el Plan PIVE II se agotará en septiembre y confía en que el Gobierno lo renovará.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Jaume Roura, ha asegurado este lunes que el sector prevé empezar a crecer en 2014, con un aumento de las ventas de alrededor del 9,5%, y del 20 al 25% en 2015.

Lo ha dicho en la presentación de la III Jornada de Automoción organizada por Faconauto, la Federación Catalana de Vendedores de Vehículos a Motor (Fecavem) y el Club de Automoción de Esade coincidiendo con el 37 Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, que se celebra hasta el domingo en el recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona.

Roura ha augurado que este año España cerrará con 700.000 unidades matriculadas, al mismo nivel que 2012, y que el consumo empezará a reactivarse el año que viene porque “no se puede mantener el actual parque automovilístico, con una antigüedad media de once años”.

Ha instado al sector de los concesionarios a unirse y a prepararse para afrontar el “cambio de ciclo”, y ha insistido en que los servicios postventa son la asignatura pendiente de los talleres oficiales, que han perdido terreno en favor de los concesionarios multimarca.

“Hemos dejado que nos coman nuestro terreno. No hemos tenido el apoyo ni la reacción que correspondía a las marcas, y ahora nos encontramos con que no tenemos las entradas de postventas que necesitamos”, ha dicho, y ha remarcado que los servicios oficiales no son más caros.

Plan PIVE

Roura ha estimado que los 150 millones de euros de la segunda edición del Plan PIVE -que corresponden a 150.000 unidades- se agotarán en septiembre si se mantiene la tendencia actual de 1.000 operaciones diarias.

Ha afirmado que el sector no tiene el compromiso explícito del Gobierno para renovar el plan de ayudas a la compra, aunque ha remarcado que trabajará para que así sea y ha confiado en que se renovará.

Ha argumentado que, por cada euro que el Gobierno central invierte en estas ayudas, recupera tres, por lo que los concesionarios y las marcas se convierten en “representantes del Gobierno para recaudar impuestos”.

Además, ha recalcado que los puntos de venta están haciendo un esfuerzo importante para mantener su actividad y están apostando por el plan de incentivos, no solo adelantando al cliente el dinero de las ayudas, sino también haciendo “el mayor esfuerzo promocional de la historia”, que supera los 4.000 euros de bonificaciones.

Normas