Aspecto de uno de los pabellones de Expofranquicia en la última edición del certamen.
Aspecto de uno de los pabellones de Expofranquicia en la última edición del certamen.

Cómo emprender... asumiendo menos riesgo

Montar un negocio es siempre complicado. Más allá de conseguir financiación en un país en el que el acceso al crédito es ínfimo, se trata sobre todo de dar con una idea de negocio válida, viable, que se adapte a las necesidades actuales de la gente y tenga potencial de desarrollo. Pero además hay que saber sacar adelante la empresa: es imprescindible conocer bien el mercado en el que se va a trabajar, tener una estructura de costes ajustada, conseguir buenos proveedores y, principalmente, ofrecer al cliente un producto único y de altísima calidad. Si a todo esto le añadimos los problemas burocráticos asociados a la emprendeduría, así como la necesidad de hacer un buen estudio de mercado para conocer la competencia y la zona elegida para abrir el establecimiento, decidirse a montar un negocio puede ser el preludio de un auténtico calvario.

El franquiciado se plantea, en este sentido, como una buena fórmula para reducir considerablemente el riesgo asociado al emprendimiento. Las marcas que apuestan por este modelo para crecer aportan un sistema de negocio de éxito contrastado a quienes se deciden a abrir una franquicia. La central ofrece no solo el catálogo de referencias, sino sus propios proveedores, detallados manuales de funcionamiento y hasta directrices muy concretas sobre la manera en que decorar y acondicionar el establecimiento.

Expofranquicia, el Salón Internacional de la Franquicia, reúne todo aquello que pueda interesar a quienes mediten apostar por esta fórmula para montar su propio negocio. El certamen, que se celebra desde hoy hasta el domingo en Ifema, congrega a 315 enseñas nacionales e internacionales de los más variados sectores de actividad: desde agencias de viajes o servicios automovilísticos hasta restauración, distribución, educación o servicios inmobiliarios.

La diversidad se hace patente también si se observa la inversión mínima requerida para montar una franquicia. El 42% de las enseñas que se presentan en la feria necesitan una inversión de menos de 30.000 euros.

Asimismo, el canon de entrada (el precio de la licencia de la marca) alcanza un tope de 24.000 euros, siendo en algunos casos gratuito. Conviven en el certamen marcas que acaban de incorporarse al mercado junto con otras que superan los 20 años de funcionamiento con más 200 establecimientos en España.

Volviendo a las exigencias impuestas por las enseñas, hay una enorme variedad en cuanto a las dimensiones necesarias para el local. Existen desde franquicias que precisan de tan solo tres metros cuadrados hasta otras en las que el local mínimo debe ser de350 metros cuadrados. El tamaño mínimo de la población en la que se pretende establecer el negocio es igualmente muy variado entre las enseñas de Expofranquicia: oscila entre 500 personas y más de 500.000.

Una fórmula efectiva

Montar una franquicia es una experiencia que conocen en sus carnes casi 60.000 emprendedores en España. Se trata de un modelo de éxito que atesora una creciente importancia para el conjunto de la economía nacional. Según datos dela Asociación Españolade Franquiciadores (AEF), el sector facturó 25.937,1 millones de euros en el ejercicio 2012. El sistema empleaba, de acuerdo con los mismos datos, a 246.354 personas, 5.641 más que en 2011.

Por sectores, aquellos que generan mayor número de puestos de trabajo son el de la alimentación, en el que trabajan 57.508 personas; el de hostelería, bares y fast food (44.268), y las actividades relacionadas con la estética y la belleza (14.646 personas). Son precisamente estos tres sectores los que más peso tienen en la facturación total de las franquicias en España (ver página 4).

El sistema de franquicias español estaba compuesto, a cierre de 2012, por un total de 1.040 enseñas, un 9% más que en 2011, ejercicio en el que se contabilizaron 947 redes. De estas, 836 son de origen nacional (un 80,3%) y las 204 restantes (19,7%) proceden de 25 países, especialmente de Francia (50 marcas), Estados Unidos (37), Italia (32), Portugal (11) y Reino Unido (9). En total, existen 93 firmas franquiciadoras más que en diciembre de 2011, 69 nacionales y 24 extranjeras.

La comunidad autónoma que cuenta con un mayor número de centrales franquiciadoras continúa siendo Madrid, con 286, seguida muy de cerca por Cataluña, con 275. Los siguientes puestos le corresponden ala Comunidad Valenciana(119), Andalucía (104) y Galicia (42). Estas cinco regiones acaparan el 79,3% del total de las enseñas que integran este modelo de negocio en nuestro país.

Por otra parte, es Madrid la comunidad en la que más facturan las centrales allí establecidas, con un total de 10.570 millones de euros, quedando Cataluña a continuación, con 7.288,2 millones.

Internacionalización

El negocio no solo funciona bien en este país. Algunas de las empresas más conocidas del mundo, como McDonald’s, decidieron en su momento ampliar su presencia tanto a nivel nacional como internacional siguiendo este modelo de expansión.

En España, muchas empresas franquiciadoras, normalmente las de mayor tamaño, han tomado la misma decisión. Hasta 279 franquiciadores españoles están presentes en 123 países con 18.688 establecimientos, según un estudio de la AEF. “El mercado interior, que aun manteniéndose en un notable nivel se ve perjudicado por la falta de financiación bancaria, la caída generalizada del consumo y la escasa eficacia de las medidas económicas oficiales, ha hecho que el empresario franquiciador haya optado por explotar a fondo la exportación de sus conceptos de negocio”, argumenta la patronal en el informe.

La patronal AEFconfía en que este año, gracias en parte al buen rendimiento del mercado exterior, la facturación de las franquicias crezca el 6,5%.

Aspectos a tener en cuenta antes de firmar con una enseña

Las consultorías especializadas en las franquicias aconsejan, ante todo, que los interesados en abrir uno de estos negocios hagan una buena labor de investigación y obtengan toda la información necesaria antes de embarcarse en el negocio. Expofranquicia pondrá su granito de arena con las jornadas de conferencias programadas para el viernes y el sábado.

Antes de firmar, conviene estudiar bien cómo se encarará la inversión, financiación y fondo de maniobra del negocio. Los expertos aconsejan disponer como mínimo del 30% de la inversión en recursos propios y contar con un fondo de maniobra para los primeros meses.

Es imprescindible revisar bien el contrato. En él debe figurar la autorización del uso de la marca, la transmisión del know how y la asistencia comercial o técnica que requiera la actividad. Debe prestarse especial atención a la formalización de las contraprestaciones económicas y el concepto de las mismas: derechos de entrada, royalties, condiciones de suministro, formas de pago...

Los acuerdos de franquicia deben especificar, asimismo, las condiciones que activarían la transferencia de los derechos derivados del contrato.

Es aconsejable también ponerse en contacto con otras personas que ya hayan abierto una franquicia con la marca elegida. Ello aportará valiosa información acerca de aspectos como el seguimiento que se hace desde la central, el apoyo en la resolución de problemas, etcétera.

Normas