Hoy está prevista otra reunión con Deloitte

La banca española dará liquidez a Pescanova solo si detalla el destino de los fondos

Fábrica de Pescanova en Chapela (Vigo).
Fábrica de Pescanova en Chapela (Vigo). REUTERS

Deutsche Bank y Royal Bank of Scotland, aseguran fuentes financieras, se han plantado y no están dispuestas a desembolsar nuevos créditos para garantizar que el grupo pesquero pueda seguir desarrollando su actividad y evitar su colapso. Sin embargo, los principales bancos acreedores españoles (Sabadell, Popular, Bankia, CaixaBank y Novagalicia) sí están dispuestos a aportar más liquidez a Pescanova (se estima que la compañía necesita entre 50 y 70 millones de euros), pero con condiciones.

 

Ayer solicitaron al administrador concursal designado por el juez, la consultora Deloitte, que detalle el destino de estos fondos, según fuentes financieras. “El lunes, la administración concursal habló de la necesidad que tienen las filiales extranjeras de Argentina y Centroamérica, de 30 millones de euros, pero no sabemos bien para qué y cuál será el destino del resto del dinero que solicitan”, comentan.

La banca también pide que la empresa gallega se comprometa a que a la hora de cobrar esta deuda hubiera prelación, según fuentes próximas a las negociaciones.

Hoy está previsto que las conversaciones entre los principales acreedores y Deloitte continúen, a través de una conference call, si bien las negociaciones seguirán durante toda la semana debido a que la situación de la compañía es crítica.

Este lunes, Deloitte mantuvo el primer encuentro con los siete bancos que componen el comité de pilotaje o steering committee (las cuatro entidades españoles mencionadas y las dos extranjeras) para negociar un nuevo crédito.

Ahora la solicitud de las entidades tendrá que ser valorada por la administración concursal detenidamente ya que el orden de cobro en el caso de una empresa en concurso está regido por la Ley Concursal.

Encuentro con sindicatos

Los administradores concursales de Pescanova, dos profesionales de Deloitte, mantuvieron ayer diversos encuentros en Galicia con representantes de los trabajadores.

En general, la impresión de los portavoces de los sindicatos fue buena al indicar que darían un “voto de confianza” a la administración concursal.

Pescanova emplea a más de 1.000 personas en Galicia, y a cerca de 8.000 en los países latinoamericanos en los que está presente.

Normas
Entra en El País para participar