A fondo

Facebook, una red social 100% móvil

Es el móvil, estúpido. Si la preocupación por los temas económicos fue la piedra filosofal que logró la victoria en las urnas de Bill Clinton frente a George Bush, la principal preocupación de Facebook en los últimos años ha sido posicionarse en los dispositivos móviles, el crecimiento de los usuarios que acceden a la red social desde ellos y lograr rentabilizarlo.

Facebook no quiso hablar de monetizar su plataforma móvil hasta principios de 2012, dentro de una estrategia que primaba el incremento de usuarios y que temía que la inserción de publicidad lastrara el rápido de crecimiento de estos. Una decisión criticada por el mercado pero que está dando sus frutos. Para Facebook, este año será el de la consolidación del negocio móvil, o al menos eso presagian sus resultados del primer trimestre, en los que la empresa presentó un beneficio neto de 219 millones de dólares, 166 millones de euros, un 7% más que un año antes.

En los tres primeros meses del año la facturación de Facebook alcanzó los 1.460 millones de dólares, 1.100 millones de euros, un 38% más que en el mismo periodo de 2012. De esa cifra, un 80% corresponde a los ingresos publicitarios, porcentaje que ha crecido un 38% respecto a un año antes. La presentación de resultados sirvió además para despejar las dudas sobre la capacidad de Facebook de monetizar los dispositivos móviles. De todos los ingresos obtenidos por la red social en el periodo, un 30% provino ya de anuncios situados en plataformas móviles, 374 millones de dólares.

JP Morgan afirma en su último informe que las diferencias entre la facturación generada por publicidad proveniente de dispositivos móviles y la obtenida desde ordenadores se desvanecerá pronto. La entidad apunta a que en los próximos trimestres caerá el porcentaje de ingresos obtenidos por la publicidad desde el PC, recorte que podría ser compensado con los ingresos de la publicidad móvil.

La evolución de Facebook durante el primer trimestre ha mostrado también un alza de los ingresos obtenidos por aplicaciones de pago, juegos en su mayoría, pese a que la contribución de Zynga, la creadora del famoso FarmVille, se ha reducido un 37% a favor de otros desarrolladores.

Entre los interrogantes que se plantean los analistas sobre el futuro de la red social destaca su capacidad para obtener nuevos usuarios frente al auge de plataformas de mensajería como WhatsApp o Line y su peso entre los usuarios más jóvenes, en un momento en el que la red social cuenta ya con 1.100 millones de usuarios activos, de los que 751 millones acceden desde el móvil. Según una reciente encuesta de Piper Jaffray, el porcentaje de adolescentes que consideran Facebook como “la red social más importante” ha caído al 33%, desde el 42% de un año antes.

Mientras, en Bolsa el 60% de los analistas recopilados por Bloomberg mantienen una recomendación de compra sobre los títulos de Facebook, con un precio objetivo medio de 33,41 dólares por acción, lejos aún de los 27 dólares en los que cotiza, que acumula un retroceso del 27% desde su salida al parqué hace casi un año.

Sin prisas para Instagram

Durante la conference call, el fundador de la empresa, Mark Zuckerberg destacó el crecimiento de Instagram, que ya ha alcanzado los 100 millones de usuarios. Pese al dato, los analistas se mantienen cautos y recuerdan el precio que Facebook pagó por la aplicación fotográfica, 1.000 millones de dólares, y cuestionan la capacidad de rentabilizar su compra mediante banners, algo que por ahora la compañía parece no tener prisa por hacer.

A donde sí parece ir Facebook es a fomentar el número de usuarios de Instagram, así como potenciar otras iniciativas como Graph Search, News Feed o Facebook Home. Un mes después de la presentación del software que pretende situar a la red social en el centro del móvil, Zuckerberg destacó que se trata de “una inversión a largo plazo”.

Normas