Según el Plan Nacional de Reformas
Un cliente observa las estanterías de un supermercado. EFEArchivo
Un cliente observa las estanterías de un supermercado. EFE/Archivo EFE

Funerarias, recreativos o autoescuelas estarán exentas de licencia municipal

La medida pretende animar la actividad emprendedora

El Gobierno también prevé elevar a 500 metros la superficie liberada de pedir permiso a los ayuntamientos

Según el Plan Nacional de Reformas, remitido esta semana por el Gobierno a la Comisión Europea, “se amplía considerablemente la lista de actividades exentas”, además de elevar a 500 metros cuadrados la superficie liberada de pedir permiso a los ayuntamientos.

Entre ellas, la fabricación textil, la industria del papel, las artes gráficas, la fabricación de joyería y bisutería, la reparación de calzado, relojes o aparatos fotográficos, la restauración de obras de arte, el alquiler de vehículos o bicicletas, la enseñanza, las autoescuelas, los servicios recreativos y culturales, las bibliotecas o los servicios funerarios.

Asimismo, la ley eliminará obstáculos para los nuevos empresarios a la contratación pública y establecerá que por cada nueva carga administrativa que tenga que soportar una empresa se elimine otra de impacto económico o coste equivalente.

Para impulsar la iniciativa emprendedora, el Gobierno incluirá la materia de “emprendimiento” en la educación primaria y secundaria, y creará la figura de emprendedor de responsabilidad limitada para evitar que las deudas afecten a los bienes personales del nuevo empresario.

También pondrá en marcha la figura de la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS), sin capital mínimo, y promoverá la posibilidad de constituir sociedades de responsabilidad limitada en veinticuatro horas con un coste de cuarenta euros.

La norma incluirá la llamada segunda oportunidad para personas físicas y pequeñas empresas a través de un mecanismo extrajudicial de pagos que tenga en cuenta alternativas al sobreendeudamiento como las quitas o los aplazamientos de pagos.

Además, se crearán puntos de atención al emprendedor, ventanillas únicas electrónicas y presenciales en las que se podrán realizar todos los trámites necesarios para el inicio, el ejercicio y el cese de la actividad empresarial.

Del bloque de medidas fiscales destaca la introducción del IVA con criterio de caja, que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anticipó en el debate sobre el estado de la nación y que podría beneficiar a 1,3 millones de autónomos y más de 1 millón de pymes.

Se trata de un régimen especial en el IVA de carácter voluntario que permitirá evitar ingresar el impuesto hasta que se cobre la factura y que estará en vigor a partir del 1 de enero de 2014.

Otras medidas fiscales serán la deducción del 10 % en el impuesto de sociedades para los empresarios que reinviertan sus beneficios en la actividad económica o la deducción por I+D, que también podrá ser abonada, con un límite máximo conjunto de 3 millones de euros anuales.

A ello se suman, los incentivos fiscales para los “business angels” o inversores informales, que podrán deducirse del IRPF la inversión realizada, además de tener exenta las ganancias obtenidas por esa inversión siempre que se vuelva a invertir en un nuevo proyecto.

En materia de financiación, se facilitará la emisión de deuda en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) y se crean los “bonos de internacionalización” con un régimen más flexible de emisión que las cédulas.

La norma incluirá también medidas para mejorar la apertura internacional de la economía española con un nuevo régimen de visados y autorizaciones de residencia que atraiga inversión, y con la puesta en marcha de actuaciones que mejoren el atractivo de España como destino de inversiones.

 

Normas