Compensarán a los particulares si la acción está por debajo de 1,11 euros en abril de 2015

Las cajas cederán hasta el 15% de Liberbank para blindar en Bolsa a sus preferentistas

Las cajas cederán hasta el 15% del capital para garantizar la inversión

La protección exige ser fiel a la entidad en Bolsa durante al menos dos años

Oficina de Cajastur en el centro de Madrid
Oficina de Cajastur en el centro de Madrid

La salida a Bolsa de Liberbank cuenta con numerosos blindajes para los pequeños accionistas. Cajastur, que lidera la entidad con el 46,7% del capital, Caja de Extremadura (14,2%) y Caja Cantabria (9,9%) quieren hacer un pacto con sus más de 25.000 nuevos socios. Les aseguran que de aquí a dos años no perderán dinero por el canje de preferentes y deuda subordinada, efectuado a un precio por acción de 1,11 euros, si se mantienen fieles a la entidad.

El rango de precios indicativo al que debutará en Bolsa la entidad que preside Manuel Menéndez –programada para el próximo 16 de mayo– se sitúa entre 0,4 y 0,5 euros por título. Es decir, hasta un 64% por debajo del precio al que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha valorado Liberbank.

Pero las cajas están dispuestas a rebajar su peso en el capital del banco hasta el entorno del 55% desde el 70,8% actual: 15 puntos porcentuales si las acciones cotizan a 0,5 euros o por debajo.

Las acciones que les entregarían, para un precio de 0,5 euros, estarían valoradas en más de 100 millones de euros. En este caso, el inversor recibiría una compensación equivalente a 0,61 euros por cada título que tengan. Si la acción cotiza a menos de 0,5 euros, la restitución sería la misma que en el ejemplo anterior. La fecha en la que la inversión en títulos de Liberbank estará garantizada es el 17 de abril de 2015.

El plan de fidelización, al que los exdueños de híbridos pueden apuntarse hasta el próximo 21 de junio, incluye la posibilidad de que las cajas de ahorros compensen a los accionistas con dinero contante y sonante o con una fórmula mixta de acciones y efectivo.

Eso sí, este plan es exclusivo para pequeños inversores y exige el cumplimiento de tres requisitos. Primero, que sean clientes de Liberbank: como mínimo tienen que tener depositadas las acciones en una cuenta de valores de la entidad. Segundo, que mantengan de manera ininterrumpida los títulos hasta, al menos, el 17 de abril de 2015. Y tercero, que no hayan reclamado por vía judicial o extrajudicial por una potencial mala comercialización de las preferentes y la deuda subordinada. Si han presentado reclamación, deben retirarla.

Liberbank se protege un poco más de un eventual torrente de órdenes de venta durante los primeros días después de su debut en Bolsa. Los inversores recibirán además un incentivo de permanencia del 6% anual si se quedan con las acciones hasta el mencionado día de 2015. Si se contabiliza el 12% que los accionistas recibirán en los dos años, en la práctica también estará blindada su inversión si los títulos se sitúan en Bolsa dentro de dos años en torno a 0,4 euros.

Algunas de las emisiones de bonos contingentes convertibles (cocos) recibidos en el canje pueden estar bajo el blindaje, una vez se hayan convertido en acciones. La fecha límite para su metamorfosis es el 17 de julio de 2018.

Para lograr un aterrizaje suave en el parqué Liberbank ha habilitado además un procedimiento denominado sales facility. Los inversores pueden deshacerse de hasta el 50% de sus títulos antes del estreno bursátil. Estos deben informar a la entidad en la que tengan las acciones procedentes del canje –en la amplísima mayoría de los casos, Cajastur, Caja de Extremadura o Caja Cantabria– antes del 10 de mayo.

Los cualificados podrán adquirir acciones antes de que Liberbank salga a Bolsa dirigiéndose a la firma encargada de realizar la colocación, Renta 4, que también es la responsable de gestionar el sales facility. El próximo 9 de mayo, se conocerá el precio definitivo de la acción para la compraventa con este procedimiento. Los particulares podrán confirmar sus órdenes de venta hasta el 10 de mayo, mientras que los inversores institucionales podrán ratificar sus propuestas de compra entre los días 13 y 14 de mayo.

El 60% del capital que cotizará, en manos de grandes inversores

Casi todos los pequeños inversores han preferido la opción mixta de canje de sus preferentes y deuda subordinada: han recibido el 70% en bonos contingentes convertibles (cocos), que pagan un 5%o un 7% anual y el 30% restante, en acciones.

Los pequeños inversores controlan en torno al 40% del número de acciones que cotizan libremente en Bolsa (free float) de Liberbank, según Renta 4; el 60% restante está en manos de grandes inversores. Inversores profesionales con híbridos por entre 70 y 100 millones de euros deben salir del valor de forma inmediata, pero Liberbank negocia la incorporación a su capital de grandes inversores institucionales, nacionales y extranjeros.

El grupo podría ganar más de 300 millones en tres años

M. M. M / P. M. S.

Los análisis elaborados por Renta 4 y la firma inResearch sobre las perspectivas económicas de Liberbank para los próximos ejercicios son muy favorables. La primera casa calcula que el banco podría ganar 326 millones durante este ejercicio y los dos posteriores (70 millones en 2013, 88 millones en 2014 y 168 millones en 2015). inResearch es un poco más prudente en sus estimaciones y calcula que el plazo de tres años Liberbak obtendrá un beneficio atribuido de 267 millones (40 millones en 2013, 78 millones en 2014 y 149 en 2015).

En el caso de Renta 4, contratada por Liberbank para gestionar el procedimiento de sales facility –un periodo durante el cual los propietarios de híbridos que se van a convertir en acciones puedan optar a venderlos a un precio determinado antes de que Liberbank se estrene en el parqué– recoge entre las virtudes de la entidad que el 61% de su inversión crediticia son hipotecas para la compra de vivienda (frente al 38% de media del sector), que se completa con una tasa de morosidad de poco más del 6%, frente al 10% de media del sector.

inResearch, un servicio promovido por Bolsas y Mercados Españoles (BME) y el Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF), destaca como una de las “palancas de crecimiento” de Liberbank sus planes para seguir reduciendo costes. En términos de gastos de personal, el banco espera que se reduzca a la mitad en un periodo de cuatro años:de los 443 millones de 2010 a 222 millones en 2014. El recorte en los gastos generales del negocio financiero (marcado por la reducción de la red de oficinas), pasará de 200 millones en 2010 a 120 millones en 2014.

En total la reducción total de costes será del 45%, un recorte que permitirá seguir mejorando el ratio de eficiencia. En el periodo de cuatro años mencionado, la entidad pasará de 6.536 trabajadores y 1.339 oficinas a 4.600 empleados y 1.079 oficinas.

Normas
Entra en El País para participar