Impulsado por el recorte de tipos del BCE y el dato de paro

Wall Street marca nuevos máximos a media sesión

El S&P 500, que agrupa a medio millar de las mayores empresas cotizadas de Estados Unidos, subía a esta hora el 0,85% o 13,51 puntos para situarse en las 1.596,21 unidades, arañando la barrera de los 1.600 enteros y escribiendo así nuevos récords intradía en el libro de historia.

No se quedaban atrás el Dow Jones de Industriales, que subía el 0,75% (110,97 puntos) para colocarse en las 14.811,92 unidades, ni el índice compuesto del mercado Nasdaq, que avanzaba el 1,18% (39,02 puntos) hasta colocarse en las 3.338,15 unidades, este último tocando también cotas desconocidas en doce años.

Wall Street celebraba con esos avances que las solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos cayeran la semana pasada en 18.000 hasta situarse a su nivel más bajo en más de cinco años, frente a la subida que habían pronosticado los analistas.

A ese dato se sumaba después el también imprevisto descenso del 11% que registró en marzo el déficit comercial de Estados Unidos, que se colocó en los 38.300 millones de dólares, un día en que el presidente Barack Obama nombró a la que fuera su asesora económica Penny Pritzker secretaria de Comercio de este país.

Pero en las ganancias del parqué neoyorquino también tenía mucho que ver una noticia exterior como fue la decisión del BCE de rebajar en un cuarto de punto los tipos de interés en la zona euro, hasta el mínimo histórico del 0,5%, con el fin de estimular el crecimiento.

Solo seis de los treinta componentes del Dow Jones se colocaban a esta hora en terreno negativo, entre ellos Coca-Cola (-0,54%), mientras que las ganancias las encabezaban la petrolera Chevron (1,53%), la tecnológica Cisco (1,47%) y la financiera American Express (1,46%), entre muchas otras.

Subía también en ese índice, aunque solo un moderado 0,25%, la tecnológica Intel, que anunció hoy que Brian Krzanich será su nuevo consejero delegado en sustitución de Paul Otellini, quien había anunciado en noviembre pasado su retirada tras 38 años en la empresa.

Por otra parte, los inversores se fijaban en el estreno en bolsa de la filial en Estados Unidos del grupo bancario holandés ING, que subía a esta hora el 4,3% tras haber recaudado más de 1.200 millones de dólares con su oferta pública de venta de acciones (OPV), la segunda mayor del año en Wall Street.

Normas
Entra en El País para participar