KKR inyecta 320 millones en Uralita

KKR y Uralita, el capital riesgo sustituye a la banca

Javier Serratosa, presidente de Uralita: "Es un acuerdo pionero"

Jesús Olmos, responsable de KKR en España: "Es algo más que una refinanciación"

La compañia española se dispara en Bolsa

Sede de Uralita en Madrid.
Sede de Uralita en Madrid.

El fondo de capital riesgo Kohlberg Kravis & Roberts & Co. (KKR), uno de los mayores del mundo, ha concedido a Uralita financiación para siete años. Concretamente, 320 millones de euros que permitirán a la compañía "repagar a sus actuales acreedores financieros y bonistas y concede al grupo los recursos y el tiempo suficientes para desarrollar su futuro durante dicho plazo", según ha informado la empresa a la CNMV.

Con la operación lo que hace Uralita, que mantenía una deuda al cierre de 2012 de 360 millones de euros, es sustituir a la banca acreedora por KKR. "Hoy en España los bancos no pueden financiar a largo plazo a los grupos industriales", comenta en una conversación telefónica con este diario Javier Serratosa, presidente de Uralita. "En Estados Unidos la financiación bancaria a empresas en realidad es muy baja, las compañías acuden a otras fuentes", dice. En este sentido, considera Serratosa, "el acuerdo con KKR es pionero, nos prestan 320 millones, se quedan con las garantías que antes tenían los bancos, sustituyen a los bancos". Entonces, ¿qué gana KKR con la operación? "KKR gana en el sentido de que invierten, con más riesgo, pero con mayor rentabilidad, los tipos de interés a los que nos prestan, que son confidenciales, satisfacen ese nivel de riesgo", ha explicado Serratosa. "KKR ni se queda con capital de Uralita ni saldrá en el momento acordado con warrants", ha añadido, "son capital paciente,  no nos obligan a dar la vuelta a la compañía en un año, ahora tenemos siete años para elevar nuestras exportaciones".

"Nuestro acuerdo de colaboración con Uralita es algo más que una refinanciación", ha explicado a Cinco Días el responsable para España de KKR, Jesús Olmos, también en una conversación telefónica. "Es una asociación a largo plazo, vamos a estar muy cerca de la familia Serratosa", ha añadido.

Uralita lleva dos años en pérdidas, y en 2012 perdió 43 millones de euros tras ingresar 620. La empresa está controlada en un 79% por la familia Serratosa, y tiene un 5% de autocartera. La cotización de Uralita está en 1,35 euros por acción, cuando antes de que estallase la crisis del ladrillo, en 2007, rondaba los siete euros.

La compañía española tiene 30 fábricas en 10 países. El 70% de su facturación proviene del negocio de aislamiento térmico y acústico que ofrece la empresa a viviendas, siendo una de las tres primeras compañías europeas del sector. Uralita también produce pladur (líder en España y Portugal; exporta a Brasil, Chile y Angola, entre otros países); tejas cerámicas (también líder en el mercado ibérico) y tuberías plásticas. 

"Hay muchas compañías en España con buenos activos y buenos equipos de gestión, pero con una estructura de capital complicada", ha comentado Olmos. "Las empresas se ven obligadas a vender activos para pagar deuda, lo que no es una buena solución, o acudir a estructuras de financiación alternativas, como la que puede aportar KKR", ha indicado. "El acuerdo con Uralita de refinanciación es el principio de una asociación a largo plazo", ha dicho.

KKR está presente en España a través de Saba Infraestructuras, la fotovoltaica T-Solar y del proveedor de servicios aéreos de emergencia Inaer. A finales de 2012 trató de alcanzar un acuerdo con la cadena hotelera NH para entrar en su capital a cambio de refinanciar deuda. "El acuerdo con NH estuvo muy cerca de materializarse, ahora hay una buena relación con el equipo gestor y quién sabe si en el futuro pudiéramos colaborar", ha recordado Olmos. El responsable de KKR para España 

Uralita se ha disparado en Bolsa tras anunciar el acuerdo con KKR. El grupo, con un capital libre en Bolsa inferior al 15%, ha llegado a subir un 20%.

Normas