Lo sitúa en BBB con perspectiva negativa

Fitch confirma el rating de Madrid

Ser el centro financiero y de toma de decisiones le permiten escapar a los ciclos económicos

Entre 2000 y 2010 su población creció un 13%

La agencia de calificación crediticia ha dado su veredicto. De acuerdo a la nota de prensa, Fitch confirma el rating de la ciudad de Madrid y lo sitúa en BBB. No obstante, ha señalado que mantiene en perspectiva negativa la calificación de una ciudad.

Cualquier revisión a la baja de la nota del Reino de España repercutiría de manera directa en su calificación. Asimismo, también podría revisarse a la baja si "continuara registrando un ahorro bruto débil o fuera incapacidad de atender las amortizaciones", indica la nota de prensa.

"La confirmación refleja la economía estable de Madrid, la creciente base impositiva así como la flexibilidad fiscal", señala. La agencia se muestra relativamente optimista y espera que a medio plazo Madrid mejore sus resultados financieros y consiga reducir su abultada deuda que a cierre de 2012 ascendía a 6.200 millones de euros.

Según lo que se desprende del documento, el hecho de ser el centro administrativo y de servicios así como la ciudad de la que emanan las decisiones más importantes permiten a la capital estar menos expuesta a los ciclos económicos. A día de hoy sigue ejerciendo su peso como foco de atracción y el mejor ejemplo de esto es que entre el año 2000 y el 2010 su población aumentó un 13%. Y todo ello a pesar del alto coste de vida que supone para sus habitantes. Así, según los últimos datos recabados, el año pasado superaba los 3 millones de habitantes y representaba el 7% de la población nacional. "Es probable que el actual proceso de reestructuración de las instituciones financieras españolas consolide la posición de Madrid en el mercado financiero europeo", señala la agencia.

A todo esto habría que sumar las estimaciones de ahorro que, según la nota, Madrid podría generar un "ahorro bruto de alrededor de 700 millones de euros anuales en el periodo 2013-15". Esto último reduciría la deuda hasta los 5.300 millones de euros a finales de 2015.

El Plan económico previsto para los próximos nueve años fue presentado en 2012 y es el tercero en cuatro años. Sus ejes de actuación son por un lado el control del gasto y por el otro, la capacidad de reducir su hasta los 1.600 millones en 2022.

Normas